Martxelo DÍAZ
IRUÑEA

Chivite confirma que no recurrirán por el euskara

María Chivite confirmó ayer que, tal y como se esperaba, el Gobierno navarro no recurrirá la sentencia del TSJN que suspendía aspectos del decreto foral del euskara. De este modo, cierra un periodo que se inició el 1 de octubre en el que la versión oficial del Gobierno era que estaban estudiando el asunto, mientras por una parte Geroa Bai abogaba por el recurso y el PSN defendía categóricamente que había que dar la sentencia por buena, como ha sucedido.

gara-2019-10-22-Noticia

El Gobierno navarro no recurrirá la sentencia del TSJN que elimina la obligatoriedad de exigir euskara para acceder a la Administración. Fue María Chivite, la presidenta, quien confirmó algo que ya se esperaba. Lo hizo en declaraciones a los medios tras reunirse con el delegado del Gobierno español, José Luis Arasti, para coordinarse de cara a la organización de las elecciones del 10 de noviembre.

Chivite, de este modo, cerraba un ciclo iniciado tras la publicación de la sentencia, el 1 de octubre, en el que el Gobierno no había aclarado si iba a recurrir o no la sentencia que deja sin efecto elementos del decreto foral aprobado en la anterior legislatura. Todo ello a pesar de que desde el primer día, la consejera de Relaciones Ciudadanas, Ana Ollo (Geroa Bai), se mostró a favor del recurso. Frente a ella, el PSN, a través de su portavoz Ramón Alzórriz, abogaba directamente por no recurrir. Mientras, la postura oficial del portavoz del Gobierno, Javier Remírez, se limitaba a señalar que estaban estudiando la sentencia y que no iban a entrar en «cuestiones partidarias».

Curiosamente, minutos antes de que Chivite confirmara que no recurrirían, su principal socia de gobierno, Uxue Barkos, lo avanzó en el Parlamento navarro durante el debate de una moción presentada por EH Bildu en la que se instaba al Gobierno a recurrir, tal y como se le reclamó el pasado sábado en una concentración convocada por Kontseilua ante el Palacio de Nafarroa. La moción no salió adelante, ya que contó con los votos favorables de Geroa Bai (socio de gobierno), EH Bildu e I-E y los contrarios de PSN y Navarra Suma (oposición), mientras que Podemos (socio de gobierno) se abstuvo.

El argumento empleado ayer por Chivite para justificar la no presentación del recurso fue «la salvaguardia de la seguridad jurídica» y añadió que se ha creado un grupo de trabajo para analizar los vacíos legales que existen en la sentencia.

EH Bildu: «Lamentable»

La portavoz de EH Bildu, Bakartxo Ruiz, calificó, en declaraciones a GARA, de «lamentable» la decisión del Gobierno y destacó que ha prevalecido finalmente la decisión del PSN de no recurrir manifestada nada más conocerse la sentencia.

Junto a ello, Ruiz lamentó que Geroa Bai y Podemos, socios de gobierno de Chivite, den por buena la sentencia del TSJN a pesar de que tuvieron responsabilidad en la elaboración del decreto foral aprobado en la pasada legislatura.

En este sentido, consideró «muy grave» que se asuma la doctrina del TSJN y postulados como que la rotulación en bilingüe o la valoración del conocimiento del euskara se considere «discriminatorio».

Kontseilua, por su parte, considera que la decisión adoptada por el Gobierno navarro es «incomprensible» y, a través de su secretario general, Paul Bilbao, señaló que la no presentación del recurso hace que se pueda interpretar que está a favor de la sentencia.

«Rechazando la posibilidad del recurso, se puede entender que no hay razones para hacer frente a las tesis restrictivas de la sentencia y, realmente, creemos que la sentencia tiene algunas contradicciones y que el Gobierno debería utilizar todas las posibilidades a su alcance para poner en entredicho lo recogido por esta», añadió Bilbao.