04/12/2019

El circuito se queda sin el último pelotari clásico

Julen Retegi anunció ayer en sus redes sociales que el domingo 15 jugará su último partido con Aspe.

Jon ORMAZABAL
1204_kir_pilota

El próximo domingo 15 de diciembre marcará un punto de inflexión en el mundo de la pelota profesional, no ya sólo porque una de las estirpes más importantes y recordadas de la mano se quedará, al menos de momento, sin representación en el circuito profesional de las grandes empresas, sino que con la despedida de Julen Retegi, se va el último superviviente, el último clásico, de una forma de jugar a este deporte, a bote, que ha quedado obsoleta tras la revolución liderada por Juan Martínez de Irujo, precisamente ante el pelotari contra el que jugó su partido más importante, la final del Manomanista de 2014.

El pelotari de Eratsun, que sabía la decisión de Aspe de no renovar su contrato desde hace tres meses, quiso aprovechar la festividad de San Francisco Javier, festivo en Nafarroa y patrón de los pelotaris, para dar a conocer, mediante un video colgado en sus redes sociales, que su etapa en las grandes empresas se cerrará el 15 de diciembre en el Astelena eibartarra, en una combinación que todavía Aspe no ha dado a conocer.

En los tweets que acompañan al video de despedida, confeccionado a base de fotografías de diferentes momentos de su propia carrera deportiva y de la de sus familiares, el manista de Eratsun se mostró agradecido a Aspe «por la confianza depositada en mí estos 10 años», –no hace ninguna mención a Asegarce, empresa con la que debutó en 2005 en Zarautz– agradecimiento que extiende a todo el staff deportivo y médico, así como a todos los compañeros de profesión y a sus «pilares fundamentales», sus padres, su hermano, su pareja y sus hijos.

Y eso que en declaraciones recogidas por ETB, Julen Retegi no esconde su malestar por haberse quedado fuera del último Cuatro y Medio, competición que iba a disputar y que incluso había preparado con mimo. Desde entonces, reconoce que «la cabeza no estaba en lo que tenía que estar y no he disfrutado nada».

 

«Seguiré jugando a pelota»

Aunque su etapa como pelotari en las grandes empresas se cierre el 15 de diciembre en la Catedral, el zurdo de Eratsun, uno de los más elegantes de la actualidad, tiene previsto, a sus 34, seguir jugando a pelota en alguna empresa menor, pero todavía no tiene nada atado y tendrá que ver cómo puede compatibilizarlo con sus nuevos planes profesionales y la conciliación familiar.

Aunque su peso en las combinaciones ha ido decreciendo en los últimos años, con la marcha del de Eratsun, unida a la reciente de Aitor Mendizabal, Aspe pierde a dos de sus referentes en el vestuario, donde Julen Retegi se ha sentido muy cómodo ejerciendo de veterano en una plantilla jovencísima. «Ahora el más veterano será Ladis –Galarza– que tiene 29 años, sin llegar a la treintena. Los tiempos están cambiando, pero no sé si esta filosofía dará buenos resultados», apuntó el de Eratsun, campeón del Manomanista de promoción en 2008 y con dos txapelas de segunda junto a Jokin Argote en 2007 y 2008.

 

Arranca un Antton Pebet muy especial

Cuando se cumplen diez años de la muerte de Antton Pebet, pelotari del Behar Zana, la octava edición del torneo de aficionados que se disputa en su memoria echará a andar este jueves, con la disputa de la primera eliminatoria de octavos de final.

A partir de las 19.00 horas Gelis-Aranguren se enfrentarán a Arrieta-Irazustabarrena. Los primeros consiguieron el billete para este campeonato en julio, al hacerse con el triunfo en la Santio Txapelketa. En el segundo partido Eneko Labaka-Arbizu, se medirán a Alberdi-Urruzola.

Pero sin duda, la jornada más especial y emotiva será la del viernes, con Lizaso, antigua pareja de Pebet, regresando a las canchas para jugar junto a Aldave, ante Ioritz Egiguren y Telletxea. En el otro partido, los hermanos Urbieta, también del Behar Zana, con Jon haciendo de zaguero de su hermano Xabier, se medirán a Kanabal-Irurita. J.O.

TRAYECTORIA


Retegi Bi dejará su etapa como profesional tras 14 años, los primeros con Asegarce y los 10 últimos con Aspe, en los que ha logrado tres txapelas de promoción (una del manomanista y dos por parejas) y jugó la final del Manomanista de primera en 2014 ante Juan Martínez de Irujo.