15/02/2020

Aviso, cinco días tarde, para cerrar ventanas en Ermua, Eibar y Zaldibar

El número dos de la Consejería de Salud informó ayer de los datos recogidos el día 9 en las mediciones de aire tras el incendio de Zaldibar. Los parámetros nunca fueron normales como se señaló. Las mediciones de furano y dioxinas estaban disparadas. Lakua acusa del retraso a que se trata de toxinas que solo detectan laboratorios especializados.

A. I.|bilbo
0215_eh_humo

La consejera de Salud, Nekane Murga, citó a los medios para una rueda de prensa de urgencia para explicar nuevos datos sobre las mediciones de aire en el entorno de Zaldibar. En el último minuto, cambió de idea y dejó la tarea en manos de su viceconsejero, el también médico Iñaki Berraondo. La calidad del aire no era buena. Las mediciones habían detectado elevados niveles de dioxina y furano, sustancias que pueden generar cáncer en caso de una exposición prolongada.

Berraondo lanzó dos recomendaciones. La primera de ellas fue que los vecinos de Zaldibar, Ermua y Eibar no abrieran las ventanas durante la noche, pues la inversión térmica podría hacer todavía más perjudicial la presencia de estos elementos químicos.

El responsable relativizó la alerta asegurando que los elevados ratios (cuarenta veces más altos que en una zona urbana) fueron detectados el día 9, cuando el fuego en Zaldibar era más intenso. Además, indicó que el lugar donde se realizó la medición era un punto mucho más cercano al fuego. El nivel de estas sustancias quedó registrado en 700 centogramos por metro cuadrado. El origen más común de estos compuestos es la combustión de plásticos y de cloro.

Así, Berraondo insistió en que la recomendación de no practicar deporte al aire libre ni abrir las ventanas durante la noche era una medida «garantista».

Una vez recibido el aviso, algunos clubes y asociaciones deportivas decidieron anular las citas pendientes para este fin de semana. La alerta sanitaria pone en vilo la celebración del derbi entre Eibar y Real Sociedad programado para este domingo en Ipurua. Lakua deja la decisión en manos de la Liga de Fútbol, pero según pudo saber GARA, los partidos dan ya por suspendido el partido.

El viceconsejero achacó a tardanza en hacer públicos estos datos en que estos niveles de sustancias químicas solo son capaces de detectarlos laboratorios especializados. Y es que resulta complicado de cuadrar el aviso que se ofreció anoche con los comunicados sobre la excelencia de la calidad del aire emitidos hasta el momento.

Asimismo, si todavía anoche –cinco días después de realizarse la medición y en tres puntos más distantes al lugar del muestro– seguía siendo preciso cerrar las ventanas y abstenerse de la práctica del deporte al aire libre, la falta de prevención de los días previos por parte de la Consejería de Salud estará, seguramente, sujeta a debate. En el conjunto de estas tres localidades viven 46.000 personas.

Cabe recordar que, las del día 9 son prácticamente las primeras mediciones de aire que se realizaron en los alrededores del vertedero. Ese incendio se declaró dos días antes y pronto se dio por «inextinguible» debido al punto en que se originó.

Al día siguiente de tomarse las mediciones con las dioxinas y el furano disparados, se celebró lo que públicamente se vendió como la gran mesa para gestionar la catástrofe, con el lehendakari Urkullu al frente.

En ese encuentro –en el que estuvieron también los consejeros de Seguridad, Salud y Medio ambiente, así como los alcaldes de las tres localidades afectadas– se anunció como medida principal la difusión con total transparencia del resultado de las mediciones de aire. La información sobre la calidad del aire se comunicaría a través de Twitter. Hasta la reunión de ayer, el mensaje que se reiteraba era, con alguna variación puntual, el siguiente: «Perfil estable y en valores habituales de los entornos urbanos de la CAPV».

Con todo, los responsables sabían desde el primer momento que no se contaban con los datos de dioxinas y furanos, puesto que en el Plan de Control y Vigilancia ya se indicaba que no estarían disponibles de inmediato, ya que los análisis los realizaba el CSIC. La fecha prevista de llegada de los datos de estos compuestos está en duda ya que estaba anunciada para el viernes 13, una fecha inexistente.

INEXTINGUIBLE


El incendio se originó el viernes 7 a primera hora de la tarde y, por la zona en la que se ubica, se declaró inextinguible. Las mediciones que detectaron el problema se tomaron dos días más tarde.