Agustín GOIKOETXEA
BILBO

Felipe VI, agasajado por Urkullu y empresarios entre varias protestas

Felipe de Borbón y Letizia Ortiz visitaron ayer Euskal Herria arropados por cargos institucionales –con el lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, a la cabeza– y empresarios, pero también entre las protestas de Sortu y Ezker Anitza. En Bilbo, tanto en el Museo Guggenheim como en el de Bellas Artes, las consignas contra la monarquía española solaparon los tímidos aplausos y vítores de militantes del PP. Por la tarde, los monarcas acudieron a Gasteiz.

gara-2020-07-17-Noticia

Más de media hora antes de que el séquito real llegase a la pinacoteca diseñada por Frank Gehry, el área estaba completamente acotada por la Ertzaintza, que permitió que un reducido grupo de monárquicos, entre los que se encontraban destacados militantes del PP como Leopaldo Barreda y Marisa Arrúe, ondeasen banderas rojigualdas.

A varios metros, vigilados por policías autonómicos, protesta de militantes de Ezker Anitza; entre los presentes, el parlamentario electo en Gasteiz Jon Hernández y la coordinadora de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud. Para entonces, la Ertzaintza tenía retenida e identificaba a una decena de jóvenes, que luego empezó a corear «alde hemendik, utzi bakean» e «independentzia». A su lado, monárquicos que no habían logrado ser parte del grupo selecto para dar la bienvenida a sus reyes.

Solo unos pocos aplaudieron la llegada de la comitiva real española, acompañada por la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, recibida por el lehendakari en funciones, al que la parroquia españolista le gritó «Urkullu kanpora». Además de Iñigo Urkullu, en ese recibimiento estuvo el alcalde de Bilbo, Juan Mari Aburto; el director del Museo Guggenheim, Juan Ignacio Vidarte; el delegado del Gobierno español en la CAV, Denis Itxaso; y la diputada foral de Cultura, Lorea Bilbao.

Pitada de Sortu

Mientras Felipe de Borbón y Letizia Ortiz visitaban la pinacoteca, en la plaza Euskadi comenzó la protesta convocada por Sortu contra la monarquía española. Una sonora pitada mientras sonaba el himno español, en un espacio presidido por un mural con los retratos de Francisco Franco, Juan Carlos I y Felipe VI cabeza abajo.

Por la tarde visitaron Gasteiz, donde también los recibieron con protestas; algo que parece se repetirá en sus visitas a Galiza y Catalunya, pues los firmantes de la declaración de la Llotja de Mar han rechazado que el rey español visite sus tierras.

El Congreso veta una pregunta de EH Bildu sobre Felipe VI

El grupo de EH Bildu en el Congreso español se vio obligado a cambiar la pregunta que su diputado Jon Iñarritu había registrado para que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, se pronunciara en el pleno de control del próximo miércoles sobre una eventual «abdicación» de Felipe de Borbón.

La pregunta original de Iñarritu buscaba que la número dos del Ejecutivo explicase «¿Qué más tendría que ocurrir para que el Gobierno apoyara la abdicación del rey junto a la convocatoria de un referéndum sobre la Jefatura del Estado?». Sin embargo, los servicios jurídicos de la Cámara Baja vetaron la cuestión por referirse a la abdicación del monarca, alegando que «escapa del control parlamentario». Iñarritu volvió a registrar su pregunta eliminando la referencia a la abdicación: «¿Qué más tendría que ocurrir para que el Gobierno apoyara la celebración de un referéndum sobre la Jefatura de Estado?», dice el nuevo texto al que, al menos hasta anoche, no se le habían puesto pegas. GARA