26/04/2014

Un partido con carácter definitivo

El equipo blanquiazul quiere asegurarse matemáticamente su clasificación europea ante un Betis que puede bajar antes a Segunda.

Joseba ITURRIA
P033_f02_97x185
GABRIEL CALDERÓN. «Cuando se confirme el descenso, la decepción será enorme, aunque hay que esperar porque los milagros existen. Espero que las protestas no sean excesivas porque al club ahora le interesa la unión, como hace unos años».
BETIS-REAL SOCIEDAD

El Benito Villamarín acoge a falta de tres jornadas para el final un partido que la Real quiere ganar para asegurarse matemáticamente su clasificación para la Europa League ante un Betis que incluso puede estar en Segunda antes de empezar si el Getafe gana al Málaga en casa.

La Real ya vivió el descenso del Deportivo en la última jornada de la temporada pasada, pero no puede tener pena de su rival porque hay mucho más en juego que la clasificación matemática. Es un éxito cumplir el objetivo marcado por el Consejo a falta de tres jornadas, pero no es lo mismo acabar séptimo que sexto o quinto y los blanquiazules necesitan ganar para evitar fases previas y para conseguir un último objetivo de acabar el año con buenas sensaciones tras unas semanas difíciles.

Para conseguir la victoria Arrasate recuperó a Iñigo Martínez y Griezmann tras cumplir su sanción y a Xabi Prieto tras superar su lesión. Sustituyeron al sancionado Pardo, Granero y Pablo Hervías. Volvió a destacar en la lista la ausencia de José Ángel, lo que garantiza a De la Bella la titularidad esta noche.

Un descenso significativo

El partido estará marcado por el ambiente que puede vivirse en el Benito Villamarín por un descenso revelador. En Donostia muchos no valoran la buena temporada de la Real, porque no es fácil clasificarse para Europa tras jugar ocho partidos de Champions y siete de Copa, y el mejor ejemplo lo representa el Betis. En verano se ponía como ejemplo al equipo verdiblanco por fichajes como el de Verdú y llega a la jornada 35 con 22 puntos tras dos cambios de entrenador que no han podido corregir la inercia negativa.

El último de los tres, Gabriel Humberto Calderón, declaró ayer que «cuando se confirme el descenso, la decepción será enorme, aunque hay que esperar porque los milagros existen». Mostró su esperanza de que «las protestas no sean excesivas porque al club ahora le interesa la unión, como cuando se unieron hace años para manifestarse. Las críticas destructivas no sirven para unir».

Si el Getafe no gana, el Betis intentará lograr la victoria para aplazar el descenso por lo menos dos días más y eso le convierte en un rival peligroso. Además, aunque tiene muchas bajas, también cuenta con jugadores de calidad, sobre todo en la delantera, con dos goleadores como Rubén Castro y Jorge Molina. El Betis ha perdido sus últimos cuatro partidos de Liga.

«Es especial porque el objetivo lo tenemos muy cerca»

Jagoba Arrasate consideró el encuentro de hoy como «especial, importante e ilusionante porque el objetivo lo tenemos muy cerca y, si ganamos, lo conseguimos. Es el partido 50, faltan tres jornadas y certificar Europa League indica que la temporada es buena. Si lo conseguimos, estos tres partidos nos darán opción para ganar alguna posición. Queremos jugar la fase de grupos de la Europa League. Si eres quinto la juegas directo, el sexto con una previa y el séptimo con dos y el puesto es importante porque si acabas séptimo empiezas la pretemporada antes, con dos previas y puedes hipotecar parte de la temporada».

Sobre la Europa League destacó que «es parecida a la Copa, parece una competición descafeinada, pero según pasas rondas es algo muy importante. Ves el Sevilla-Valencia y tienen la posibilidad de jugar la final. Puedes estar con ellos, son equipos de tu nivel. La Europa League ilusiona y motiva».

Le plantearon la posibilidad de optar a la Champions y respondió que «no nos lleva a ningún sitio fijarnos en la cuarta plaza. Si ganamos al Betis pensaremos en ganar al Granada y cuantos más puntos sumemos mejor».

Subrayó la importancia de acabar «con buenas sensaciones» y, sobre la posibilidad, como el año pasado en Riazor, de certificar el descenso de un rival dijo que «es diferente porque es algo anunciado, pero espero un ambiente diferente y especial. Antes de empezar pueden estar descendidos, pero debemos estar preparados para todo. No es un partido normal y no nos puede afectar porque tenemos mucho en juego, debemos concentrarnos únicamente en lo nuestro».

Espera un Betis «enrabietado. Esté descendido o no, querrá agradar. Tiene jugadores peligrosos y hay que tener cuidado. En Europa League ha tenido un papel muy bueno quitando el partido de vuelta de casa con el Sevilla. En Liga han tenido problemas, pero tienen mejor equipo de lo que indica la clasificación. Si están últimos es porque algo habrán hecho mal, pero miras sus nombres, sobre todo en ataque y creo que es de los ocho-diez mejores equipos de Primera. Si tienen un buen día te pueden complicar las cosas».

El ejemplo del Betis demuestra la complicación de compaginar tres competiciones: «Lo acusas en Liga. Si haces las cosas mal, te puede pasar lo del Betis. Sabemos que nos ha costado en su momento, pero el equipo se ha adaptado y valoramos estar tan cerca del objetivo. En la parrilla de salida se colocaría al Betis como candidato a repetir Europa League, pero eso indica que no es fácil».

Joseba ITURRIA