Elecciones europeas

Los europeos del este dan la espalda a la votación, los del sur expresan cansancio

gara-2014-05-26-Noticia

Los sondeos del propio Parlamento Europeo otorgan al conservador PPE 211 escaños, y a los socialdemócratas, segundo partido en las votaciones de ayer, 193, tres menos que en 2009. Los grandes partidos han sufrido un cierto desgaste, mientras formaciones de extrema derecha lograban algunas subidas espectaculares gracias a tasas de participación bajísimas y, en Grecia, la izquierda se convertía en la fuerza más votada. También en Irlanda la izquierda ha logrado avanzar posiciones con Sinn Féin. En Alemania, los votantes dieron una pírrica victoria a Angela Merkel, una pequeña subida al socialdemócrata SPD y un escaño a los neonazis.

GRECIA

El ganador de las elecciones al Parlamento Europeo en Grecia y líder de Syriza, Alexis Tsipras, afirmó que «los ciudadanos europeos festejan hoy la derrota de las políticas de austeridad y de los memorandos de este país, que los líderes europeos eligieron como cobaya». Tsipras, con una ventaja de tres puntos porcentuales por delante de los conservadores de Nueva Democracia, interpretó el voto como el comienzo de un cambio político. «El pueblo nos pidió formar lo antes posible una gran alianza política y patriótica que ganará las próximas elecciones generales», dijo en una primera reacción. Cuestionó la «legitimidad política» del primer ministro Andonis Samaras para «negociar la reducción de la deuda e imponer nuevas medidas de recorte». «Mañana toda Europa hablará de Syriza», recalcó.

ESLOVAQUIA

Eslovaquia ya fue el país más abstencionista en los comicios de 2009 (19,64% de participación) y ayer batió todas las marcas, ya que el 87% de los eslovacos con derecho a voto prefirió no acudir a las urnas. Otros cinco países de la UE se han quedado por debajo del 30% de participación, todos ellos con pasado «socialista»: Croacia (24,3% de participación), República Checa (19,5%), Eslovenia (21%), Hungría (29,2) y Polonia (22,7%). De los estados ex-comunistas, solo Bulgaria tuvo una participación superior al 40% (40,2%).

ALEMANIA

Los sondeos apuntan a que el Partido Nacional Demócrata (NPD) podría convertirse en la primera formación política neonazi del país que puede obtener representación en el Parlamento Europeo, pese a obtener solo el 1% de los votos. El bloque conservador de Merkel ganaría con entre 35 y 36 escaños. El porcentaje obtenido por su coalición es el peor logrado por la CDU/CSU en unas europeas, mientras que los socialdemócratas logran una importante subida (27-28 escaños). Después aparecen Los Verdes (10-11), La Izquierda (7-8), y los euroescépticos Alternativa por Alemania (AfD), con el 6,5%: obtienen 6 escaños y entran por vez primera en la Eurocámara. Con un 3% de los votos y 3 escaños se colocó el Partido Liberal Alemán (FDP), ex socio de Gobierno de Merkel en la pasada legislatura y en la actualidad fuera del Bundestag. La participación se situó en el 48%, casi cinco puntos por encima de la de los últimos comicios europeos. El candidato conservador ve ahora más fácil que el cabeza de lista a nivel europeo, Jean-Claude Juncker, «pueda ser presidente de la Comisión Europea (CE)».

GRAN BRETAÑA

El líder del Partido por la Independencia de Reino Unido (UKIP), Nigel Farage, ha declarado que la victoria de su partido en las elecciones a la Eurocámara en su país supone un «terremoto porque nunca antes un partido visto como insurgente había ganado unos comicios nacionales». Farage celebra el «auge del euroescepticismo», que tendrá consecuencias no solo en la UE sino también en la política nacional de los Estados miembros donde estos partidos han progresado. «Hasta ahora, la integración europea, gustara o no, parecía inevitable, y esta inevitabilidad acabará con los resultados de esta noche», dijo el líder de UKIP. «Quiero que Reino Unido deje la UE y que toda Europa deje la UE», subrayó. Tratará de forjar una alianza entre los euroescépticos de la Eurocámara para bloquear la elección de la próxima Comisión Europea. Gran Bretaña votó el pasado jueves, pero por el momento se desconocen los resultados.

ITALIA

Las primeras proyecciones sobre votos escrutados en Italia confirman la victoria del Partido Democrático (PD) del primer ministro Renzi. Obtendría casi un 39%, mientras que el Movimiento 5 Estrellas alcanzaría entre el 23,3 y el 25,3 % de los votos. La RAI publicó proyecciones de voto que amplían la victoria de Renzi hasta el 40%, mientras que dejan al partido de Grillo en un 23,1%. Forza Italia, el partido de Berlusconi, queda en tercera posición, con menos del 18% de los votos.

PORTUGAL

El principal partido opositor, el Socialista (PS), ganó las elecciones europeas en Portugal con el 31,58% de los votos, por delante de la coalición gobernante de centro-derecha (Alianza Portugal), que obtuvo el 27,9%. La abstención fue del 66,66%, superior a la de 2009 (63,22%). La coalición de comunistas y verdes (CDU) fue la tercera fuerza con un 12,5%; el Partido de la Tierra dio la sorpresa al acabar en cuarto lugar con el 7,11% de los votos; y el Bloque de Izquierda bajó hasta el 4,48%. Los comunistas anuncian una moción de censura contra el Gobierno de coalición de socialdemócratas y democristianos. Interpretan los resultados de los partidos que lo respaldan -menos del 28% de los sufragios- como un claro revés a las políticas de austeridad.

SUECIA

El Partido Socialdemócrata ganó las elecciones. En la oposición en el país, obtuvieron el 24,6% de los votos y seis escaños, un resultado casi idéntico al de hace cuatro años, mientras que el Partido del Medio Ambiente logró la segunda plaza con el 15,1% y tres escaños, uno más. El Partido Conservador del primer ministro fue el gran derrotado con una caída de más de 5 puntos. Iniciativa Feminista, un partido creado hace nueve años por la ex diputada socialista Gudrun Schyman, obtuvo el 5,3% de los sufragios y un escaño. El Partido Pirata quedó lejos de la barrera mínima del 4% de votos, con el 2,2%, y perdió los dos escaños logrados en 2009.

IRLANDA

Los miembros de Sinn Féin celebraban unos resultados que Martin McGuinness calificó de «apabullantes». La propia candidata Lynn Boylan no ocultaba su felicidad una vez confirmado que será uno de los tres eurodiputados por la circunscripción de Dublín, con más del 23% de los sufragios, muy por delante de los restantes candidatos.