Amaia U. LASAGABASTER
EIBAR PRIMERAN

Un sueño para el Eibar, un soplo de aire fresco para el fútbol

Con su ascenso a Primera, el Eibar cumple un sueño que parecía inalcanzable. Pero la llegada de los armeros a la elite también supone, en opinión de muchos, una buena noticia para el propio fútbol. Eibarreses, exjugadores y técnicos azulgranas hablan de ello con GARA.

gara-2014-05-27-Noticia

«Si sube el Eibar, será un proyecto estratégico para la Liga. Vamos a sacar al Eibar al mundo porque es un ejemplo de buena gestión. Un club así tiene que ser un estandarte de la Liga. Le queremos de imagen en el mundo. Al fútbol español le conviene la imagen del Eibar». Todo eso, nada menos, decía la semana pasada el presidente de la LFP Javier Tebas, con motivo de la reunión de la patronal del fútbol en Bilbo. Y es que si hay unanimidad para asegurar que el Eibar cumple un sueño casi inimaginable con su llegada a Primera, también abundan quienes destacan la buena noticia que supone su ascenso. Un soplo de aire freso en el ambiente enviciado del fútbol-negocio.

En opinión de Alfonso Barasoain, «tiene que ser un ejemplo, pero no solo para los equipos, también para los políticos, que han permitido que se hayan acumulado esas deudas con las instituciones, con la seguridad social, hacienda... Con todo el dinero que debe el fútbol la de situaciones de gente necesitada que se podían recortar. Y todo eso se evitaría si los clubes, y sobre todo los políticos, tomaran ejemplo del Eibar e hicieran las cosas como hay que hacerlas, con humildad, con los pies en el suelo, sabiendo siempre dónde se está, no malgastando el dinero en cosas superfluas y no gastando nunca un duro más del que se tiene».

Características que resultan excepcionales en el fútbol pero no son nuevas en el Eibar, por lo que al técnico vizcaino, posiblemente el más querido por la afición azulgrana, no le extraña que el club armero «haya despertado tanto cariño por todas partes». Aunque pocos comparables, claro, al que le guarda el propio Barasoain, que se reconoce «encantado con el ascenso. Me alegro tanto... La verdad es que es una emoción. Me imagino la alegría, sobre todo de la afición y de la directiva y del cuerpo técnico. Porque los jugadores lo viven y lo disfrutan también, pero sobre todo ahora, los jugadores vienen y van, mientras que la gente que está ahí, que sabe lo que es y ha sido el Eibar, que ha pasado por el túnel de la regional, la Tercera, las promociones... Me alegro por todos, por la directiva, sobre todo José Mari Arrizabalaga, y por la afición, con todo lo que hemos vivido juntos».

Casi tanto como con José Ignacio Garmendia, «feliz» por lo que considera «casi un milagro. Quién nos iba a decir». No pudo vivirlo en directo, convencido de que el ascenso se lograría el próximo sábado ante el Lugo, pero casi está «contento de que haya sido así. Así podré ir sir nervios -sonríe-, a disfrutar, a abrazarme y a celebrarlo con todo el mundo». Porque el logro lo merece. «Desde luego. El ascenso supone mucho. Además de la propia alegría de haberlo conseguido, a nivel económico da oxígeno al club para unos cuantos años. Y sobre todo a nivel deportivo, va a hacer que disfrutemos a tope, con todos esos grandes equipos, el año que viene. O igual alguno más -aventura-, quién sabe. Porque yo tengo claro que, aunque sea en Primera, el Eibar va a seguir dando mucha guerra, no creo que nadie vaya a poder ganarle fácil. Sobre todo si mantiene el bloque; ya sé que los jugadores tendrán muchas ofertas, pero la oferta tiene que ser muy buena para renunciar a jugar con el Eibar en Primera. Y si mantiene el bloque, va a dar guerra. En cualquier caso, nos toca disfrutar, porque esto es muy positivo desde cualquier punto de vista», insiste el hombre que defendiera la portería azulgrana durante 19 temporadas. Y que se felicita por que el «modelo Eibar» llegue a la elite. «Es un soplo de aire para el fútbol, un punto de vista nuevo, una demostración de que siendo humilde, serio, pagando lo que se promete, teniendo palabra y trabajando duro se puede triunfar. Y ese mensaje se lo va a dar el Eibar al mundo del fútbol».

Una reivindicación que también subraya Jon Altuna, para el que en «este deporte globalizado y lleno de equipos con tanto poder, se va a hacer oír un equipo de un sitio pequeñito, con muchos jugadores vascos, de casa, con unos valores como el trabajo y la humildad, que se suelen olvidar pero que a veces, aunque sean pocas, también tienen recompensa. Tiene que ser un ejemplo». Se felicita, además, el eibartarra por que «un lugar tan pequeño como Gipuzkoa tenga dos equipos en Primera. Yo creo que es importante para los guipuzcoanos, no solo por lo que pueda suponer a nivel económico, sino por que se vea cómo hacemos las cosas».

A nivel personal, Altuna, máximo goleador de todos los tiempos con la camiseta azulgrana, se reconoce «sorprendido, aunque con el paso de las semanas nos lo hemos ido creyendo, y sobre todo muy contento, porque siempre he considerado que el Eibar es mi casa». También ilusionado por un detalle. A partir de ahora «los chavales no van a ser del Eibar y además de un equipo de Primera, como pasaba hasta ahora. Bueno, los chavales y los no tan chavales. Con el Eibar en Primera, ahora se va a ser del Eibar y punto. Y yo creo que eso es muy importante para la afición y para el club. No sé si va a haber algún chaval sin camiseta del Eibar».

Buenos recuerdos

De vender camisetas entiende un rato Xabi Alonso. Estos días celebra la consecución de la Liga de Campeones con el Real Madrid y prepara el viaje al Mundial de Brasil con la selección española pero no olvida, aunque fuera reducida, su etapa en el Eibar. «Fue una experiencia importante. Solo tenía 18 años cuando fui y era la primera vez que trabajaba con gente veterana, gente de 30 años. Blas Ziarreta me enseñó mucho. Solo fueron unos meses pero resultaron muy valiosos, en el Eibar me endurecí y maduré», recuerda.

Y ahora se enfrentará al que fue su equipo durante esos pocos meses. «Es increíble, una gesta impresionante», asegura, y el premio a un equipo que «en su medida, pero siempre ha hecho bien las cosas. Esta es una noticia que se recibe con mucha ilusión y alegría».

También hizo las maletas, hace ya muchos años, José Eulogio Garate. Eibarrés, exazulgrana y mito de la época dorada del Atlético de Madrid. Madrileño de adopción desde entonces, guarda, evidentemente, a Eibar en su corazón. «Es mi niñez, mi infancia... Y tengo allí muchos amigos -recuerda-. Mi trayectoria en el Eibar también fue sensacional. Allí aprendí a dar mis primeros pasos en el juvenil, luego en el Eibar, que en aquellos tiempos era un equipo envidiado. Todos querían venir porque, verdaderamente, era una escuela de fútbol y un trampolín de lanzamiento». Reconoce Garate que le «cuesta creer» lo que ha conseguido el Eibar. «Verle en Primera, compitiendo con el Atlético, el Madrid... Es una alegría. No sé el tiempo que durará pero hay que celebrarlo porque recibir en Ipurua al Real Madrid, al Atleti, al Barça..., ni en los mejores sueños me habría imaginado algo así».

No será, de todos modos, la primera vez que el Eibar se enfrenta a un equipo de Primera. El año pasado, en Copa, le tocó sufrir el empuje azulgrana a un Athletic en el que muchos jugadores han celebrado la llegada del equipo armero a Ipurua. Aunque pocos como Markel Susaeta. «Hace nueve años fui con los amigos a aquel último partido -recuerda- y durante unos minutos el Eibar estuvo en Primera. No se consiguió pero se celebró la temporada tan buena que había hecho el equipo, no parecía que nunca pudiera volver a pasar algo así. Y mira». El eibarrés se reconoce «sorprendido. Cuando empezó la temporada no sé si habría alguien que pensaría que se podía subir», pero sobre todo «contento. Es un premio para el equipo y para todo el pueblo». Y es, además, «un premio a una forma de hacer las cosas. El Eibar es, sobre todo, un equipo serio. En el campo y en los despachos. Y es bueno para el fútbol que equipos así triunfen».

Coincide David Zurutuza que, de la temporada que permaneció cedido en el equipo azulgrana, recuerda «sobre todo el vestuario, cómo me acogieron, el ambiente que había...», pero que si algo destaca del Eibar es «la gestión, la capacidad que tienen para hacer mucho con poco. Con pocos medios obtienen mucho y así, aun siendo un pueblo pequeño, teniendo un presupuesto bajo, han llegado a Primera». Una buena noticia para el propio Eibar y, en opinión del centrocampista txuriurdin, también para «el fútbol guipuzcoano. Que siendo tan pocos tengamos dos equipos en Primera quiere decir que aquí hay una gran cultura deportiva y que se hace un buen trabajo», destaca el jugador realista.

Una repercusión multiplicada por las redes sociales

Los medios tradicionales se volcaron con el Eibar en la noche del domingo pero las redes sociales multiplicaron la repercusión de su conquista. Sobre todo las felicitaciones de deportistas y personalidades más o menos célebres a través de Twitter y Facebook, reproducidas una y otra vez.

No faltó la mención de Xabi Alonso en Twitter, donde escribió «Zorionak Eibar, lo habéis conseguido. El año que viene nos vemos en Ipurua». David Silva, que rozó el ascenso en su temporada como armero, tampoco se olvidó. «Enhorabuena al Eibar, orgulloso de haber vestido esa camiseta! A disfrutar de Primera», escribió el centrocampista. Amets Txurruka, Eli Pinedo, Ibai Gómez, David Zurutuza, Maider Castillo, Borja Ekiza, o incluso Gervasio Sánchez o Pepe Colubi también enviaron sus felicitaciones a través de Twitter.

Tampoco faltaron los mensajes de bienvenida de los nuevos rivales del Eibar. Lo hicieron Real -que además incluyó una noticia y una fotografía del equipo armero en su propia página web- y Eibar, pero también otros equipos como el Valencia. Incluso los damnificados por lo sucedido el domingo en Ipurua. El Alavés felicitó a los armeros, pese a que la derrota ante ellos le acerca a Segunda B, e incluso el Deportivo, al que arrebataron el liderato, quiso acordarse. Y en euskera. «Zorionak Eibar. Lehenengo mailako taldea zarete», podía leerse en la cuenta de Twitter del club gallego. A.U.L.