22/02/2015

EH Bildu y CUP apelan al derecho de vascos y catalanes a «decidirlo todo»

Hasier Arraiz y David Fernàndez compartieron ayer en EH Bilgunea de Gasteiz un café y varias reflexiones en torno a los procesos políticos abiertos en Euskal Herria y los Països Catalans. Coincidieron en destacar la importancia de la activación y la movilización popular como motor y garante del cambio, y reivindicaron el derecho a decidir de los ciudadanos y ciudadanas de ambas naciones en todos los ámbitos.

GARA
P014_f02_148x104

EH Bildu y la CUP destacaron ayer la importancia de sumar fuerzas en defensa de la «insubordinación democrática» frente al Estado español, con el objetivo de lograr que vascos y catalanes puedan ejercer el «derecho a decidir» su futuro político, social y económico.

El parlamentario de la coalición abertzale Hasier Arraiz y el diputado de la Candidatura d'Unitat Popular (CUP) David Fernàndez mantuvieron ayer un encuentro en Gasteiz en el que analizaron los «paralelismos y similitudes» entre las situaciones de Euskadi y los Països Catalans. Arraiz apeló al ejemplo del movimiento soberanista catalán, del que destacó su capacidad para lograr una «unidad de acción en favor del derecho a decidir», señalando asimismo la importancia de que las instituciones catalanas, en concreto las del Principat, hayan demostrado la posibilidad de ejercer la «insubordinación democrática» frente al Estado, algo que, apuntó, ha sido posible al consolidar «las mayorías suficientes». Del mismo modo, ensalzó la movilización popular que ha caracterizado el proceso catalán, subrayando que en aquella nación se ha logrado «poner al pueblo en pie», lo que ha constituido el «motor» del movimiento en favor del derecho a decidir, un derecho que reivindicó como fórmula para que vascos y catala- nes puedan «decidirlo todo», tanto en el ámbito político, como en el social y el económico.

También Fernàndez reivindicó el derecho a decidir de las ciudadanas y ciudadanos vascos y catalanes, ya que esta es la única forma de que puedan ejercer su «soberanía política y económica» frente a un Estado español «que se la niega».

La soberanía, según opinó, ha de servir para combatir las políticas diseñadas por unas «élites» que están empobreciendo a amplias capas de la sociedad afectadas por la crisis económica. El diputado de la CUP defendió la «activación social y popular», y dio su apoyo a EH Bildu para avanzar por la vía de la «insubordinación democrática» frente al Estado español.

El PNV pospone a después de las elecciones cualquier diálogo en materia de autogobierno

Andoni Ortuzar abogó por abordar, tras las elecciones de mayo, «y con los trabajos de la ponencia de autogobierno sobre la mesa», una fase «de diálogo y acuerdo entre las fuerzas políticas vascas» para fijar un «denominador común» respecto al nuevo estatus. Añadió que posteriormente, tras los comicios al Congreso, se procedería a «abrir el diálogo con el Gobierno central para negociar la plasmación de lo acordado en Euskadi». El presidente del EBB hizo estas declaraciones en la asamblea nacional ordinaria de la formación jeltzale, donde propuso hacer una «lectura inteligente del calendario político» y apostó por «el acuerdo, primero entre vascos y después con las instituciones españolas y europeas, sin imposiciones, pero también sin vetos». GARA

ARALAR. En la Asamblea de Hegoalde de Aralar, su secretaria general, Rebeka Ubera, hizo un llamamiento directo al lehendakari y al PNV para que dejen de «hacer seguidismo al Gobierno Español», y «de manera urgente empiece a trabajar para conseguir los acuerdos políticos y sociales más amplios posibles en Euskal Herria».