NAIZ

Sánchez confirma la evidencia: dos semanas más de estado de alarma

La Semana Santa transcurrirá en estado de alarma, puesto que el presidente del Gobierno español pedirá una prórroga de dos semanas más de momento, hasta el 12 de abril. Se lo ha notificado a los mandatarios autonómicos, entre ellos Urkullu y Chivite, en la reunión que han mantenido.

Pedro Sánchez ha comparecido hoy en un Congreso prácticamente vacío. (MARISCAL-POOL/AFP)
El Congreso validará el miércoles la prórroga, vacío como en el pasado pleno. (MARISCAL-POOL/AFP)

El estado de alarma será prolongado de momento dos semanas más, según ha notificado el presidente español, Pedro Sánchez, a los mandatarios autonómicos en la reunión de coordinación que han mantenido por videoconferencia a lo largo de esta mañana.

No hay sorpresa alguna, dada la evolución de la pandemia. La petición tiene que ser aprobada por el Congreso en un pleno convocado para este miércoles 27 (no vale ya con un decreto del Gobierno, sino que las prórrogas deben ser validadas por las Cortes), pero no se espera ningún contratiempo, más allá del lógico debate.

En cuanto a la ampliación del estado de alarma, si bien no está en cuestión, los grupos sí tienen la capacidad de modular su alcance. El artículo 6 de la ley dice que «sólo se podrá prorrogar con autorización expresa del Congreso de los Diputados» y que en este caso «podrá establecer el alcance y las condiciones vigentes durante la prórroga».

Es decir, los grupos parlamentarios podrán defender y someter a votación las medidas que, desde su punto de vista, deban aplicarse en esa prórroga. El plazo para presentar estas propuestas finalizará dos horas antes del inicio del Pleno, que se ha fijado para las 15.00.

Sánchez ha comparecido de manera pública a primera hora de la tarde para dar cuenta de la solicitud de dicha ampliación del estado de alarma sanitaria y ha reconocido que varios presidentes autonómicos le han demandado la paralización de la actividad productiva no esencial. Especialmente, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha insistido en la necesidad de «confinamiento total y el paro de cualquier actividad que no sean servicios esenciales», permitiéndose solo el desplazamiento de profesionales sanitarios, de alimentación y otros servicios esenciales.

Italia acaba de decretar esa paralización esta misma noche.

Sin embargo, Sánchez, al igual que Urkullu en la CAV, no se ha mostrado partidario de tal postura, al indicar que, «si uno mira las medidas tomadas en otros países, España está en la vanguardia. Ha tomado medidas durísimas", ha dicho el jefe del Ejecutivo español en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Palacio de La Moncloa tras concluir el encuentro virtual con los dirigentes autonómicos, que ha durado casi cuatro horas.

Algunas otras novedades de la comparecencia han girado en torno a que se van a facilitar recursos a los ayuntamientos para el reparto de comida, medicina y otros productos de primera necesidad entre personas mayores, con el objetivo de que no se vean obligados a salir de casa, además de «establecer una reserva estratégida de productos para luchar contra futuras pandemias».

Sánchez ha anunciado que en las próximas horas se van a repartir 1,3 millones de mascarillas a las diversas comunidades autonómicas. «La capacidad de fabricación que tenemos es absoluta y es importante redirigir a la industria manufacturera a la fabricación de material necesario», ha señalado e incluso ha llegado a decir que «hay decisiones de economía de guerra que tenemos que tomar».