naiz

Empieza el juicio contra el acusado del crimen en El Infierno, con una petición de 69 años de cárcel

La Fiscalía de Gipuzkoa pide penas de 69 años de cárcel para el acusado de la muerte de un hombre en una casa ocupada de la zona de El Infierno de Donostia a la que presuntamente dio fuego en marzo de 2019 para matar al nuevo compañero sentimental de su exnovia, quien casualmente aquella noche no pernoctó en el edificio.

 Incendio en la casa ocupada en El Infierno de Donostia. (Andoni CANELLADA/FOKU).
Incendio en la casa ocupada en El Infierno de Donostia. (Andoni CANELLADA/FOKU)

En la vista, que ha empezado este jueves y que se prolongará durante casi toda la próxima semana, un individuo será juzgado acusado de la muerte de un hombre de 49 años en el interior de un edificio ocupado de la zona de El Infierno de Donostia al que presuntamente prendió fuego, en marzo de 2019, para acabar con la vida del nuevo compañero sentimental de su exnovia.

Casualmente, éste no se encontraba aquella noche en la nave y resultó ileso, al contrario que la víctima mortal y otras dos personas que sí pernoctaba allí, una de las cuales sufrió graves quemaduras, mientras que la otra resultó con importantes heridas y fracturas al descolgarse por una ventana.

La Fiscalía de Gipuzkoa reclama para el imputado con móvil machista penas que suman 69 años de cárcel, así como distintas indemnizaciones que superan los 213.000 euros para los allegados del fallecido, los dos heridos y los propietarios del edificio quemado.

La petición de la acusación particular, que ejerce la expareja del inculpado, demanda, por su parte, más de 70 años de reclusión.

Tras la constitución del jurado en la jornada de hoy, está previsto que el juicio arranque formalmente mañana viernes con los informes preliminares de las partes ante el tribunal.

Seguidamente, dará comienzo la práctica de la prueba testifical con las declaraciones del acusado y de las víctimas, entre otros testigos.

La Fiscalía considera que los hechos enjuiciados son resultado del «fuerte resentimiento y animadversión» que el acusado, que actualmente tiene 51 años, sentía por el nuevo compañero sentimental de su exnovia, contra el que en ocasiones había proferido «insultos» y amenazas de muerte y al que había asegurado que «le iba a quemar la casa».

Por estos motivos, le responsabiliza de un delito de asesinato; otros dos en grado de tentativa; un delito de incendio y otro de amenazas.

Primer juicio con tribunal de jurado

Este juicio ha sido el primero que se celebra en la CAV con un tribunal de jurado tras el confinamiento obligado, por lo que las medidas adoptadas por la Audiencia de Gipuzkoa para prevenir el contagio de la covid-19 han protagonizado el acto.

La parte de la primera jornada de la vista ha estado completamente marcada por las cautelas adoptadas por la Sección Primera de la Audiencia guipuzcoana para minimizar la posibilidad de contagios entre todos los intervinientes en el juicio.

Al uso ya obligatorio de mascarilla y de desinfección de manos con gel hidroalcohólico en los accesos, se han sumado así otras medidas como la reducción del aforo de la sala de vistas, que también ha sido dispuesta de una forma distinta a la habitual.

No obstante, todas estas medidas no garantizan al 100% que durante el juicio se eviten los contagios, algo que en caso de producirse obligará a seguir las instrucciones y el protocolo establecido por de Sanidad para estos casos.