Sortu apuesta por un Bloque Nacional Popular por la independencia

Hasier Arraiz ha sido ratificado como primer presidente del partido y en su primer discurso ha señalado que el principal reto de Sortu será construir el «poder popular» que lleve a Euskal Herria hacia la soberanía.

Ramon SOLA|Iruñea|2013/02/23 13:38
Int000004155
Hasier Arraiz ha sido ratificado como primer presidente de Sortu. (Idoia ZABALETA/ARGAZKI PRESS)

El I Congreso de Sortu ha aprobado una resolución sobre la situación internacional y otra referida a Euskal Herria en la que marca con claridad cuál será su línea de actuación. Apuesta por las alianzas políticas y por formar «un Bloque Nacional Popular en favor de la independencia con sectores y agentes de diverso tipo». A las alianzas tejidas en los últimos años les sumará «otros acuerdos tácticos que se puedan intentar en torno al derecho a decidir».

«Sortu ha nacido para hacer e instar a hacer. Sortu también ha nacido para crear. Las mejores condiciones políticas y sociales también pueden echarse a perder si no hay organización y lucha popular. Queremos hacer la revolución», se lee en la resolución aprobada, que añade que esta revolución se refiere tanto al ámbito nacional como al social.

«A todos aquellos que con partidismos y exigiendo cuentas a los demás quieren apresar en dinámicas futiles la oportunidad histórica que tenemos entre manos, queremos expresarles que vamos hacia adelante. Y para ello debemos construir un escenario de mínimos sin violencia, desactivando las medidas de excepción y las agresiones de todo tipo», añade la resolución, aprobada sin un solo voto en contra.

Hasier Arraiz ratificado como presidente

Hasier Arraiz ha sido ratificado como primer presidente de Sortu en su Congreso fundacional. El otro gran cargo queda vacante por el momento, dado que la militancia ha decidido reservarlo para Arnaldo Otegi, actualmente en prisión.

Arraiz, nacido en Gasteiz en 1973, estudió Filología Románica, ha sido insumiso, miembro de Jarrai, de HB, ha estado dos años y medio preso y ahora asume esta responsabilidad. Ejerce también como parlamentario de EH Bildu en Gasteiz.

Arraiz ha cerrado el Congreso fundacional de Sortu con su primer discurso como presidente, que ha iniciado con un saludo muy afectuoso a los familiares de los presos, con la petición de que lo trasladen al interior de las cárceles. Ha hablado de un futuro lleno de retos para Sortu, pero con una misión principal: construir el «poder popular» que lleve a Euskal Herria hacia la soberanía.

Rodeado del resto de miembros de la primera dirección de Sortu, Arraiz ha utilizado la metáfora de una piscina –o mejor, de dos– para afirmar que durante los últimos 30 años el sistema autonómico ha construido dos espacios que ha ido adornando continuamente para la ciudadanía vasca, sin reparar en que «nosotros tenemos la mirada puesta en el mar abierto. Necesitamos un mar de soberanía para Euskal Herria y mientras tanto estar dando vueltas sin parar a la piscina del marco autonómico agotado no tiene ningún sentido, es perder el tiempo. Esa es la verdadera pugna que existe hoy día en el mundo nacionalista».

Un Consejo Nacional formado por 22 miembros

En cuanto al resto de cargos de Sortu, Idoia Aiastui será responsable de Organización; Juan Joxe Petrikorena, de Comunicación; Marisa Alejandro, de Finanzas; Maite Ubiria, de Relaciones Internacionales; Marije Fullaondo, de Lucha de Masa; Iosu Lizarralde, de Lucha Ideológica; Joseba Permach, de Lucha Institucional; Rufi Etxeberria, de Resolución del Conflicto. Les acompañan tres personas que ejercerán como portavoces: Amaia Izko, Pernando Barrena y Xabi Larralde.

Los responsables por zonas serán Juan Kruz Aldasoro (Nafarroa), Joxean Agirre (Gipuzkoa), Txus Martínez (Araba), Maribi Ugarteburu (Bizkaia) y Jean Francois Lefort (Ipar Euskal Herria). Y completan el Consejo Nacional Miriam Campos, Iker Elizalde, Oihane Zabala, Unai Berrostegieta y Bixente Goikoetxea «Willy».

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK
LOTURAK