Sarkozy se sentará en el banquillo por corrupción tras perder el último recurso

El expresidente francés Nicolas Sarkozy será juzgado por delitos de corrupción y tráfico de influencias por utilizar presuntamente su poder para obtener información privilegiada sobre un caso que le incumbía, después de que el Tribunal de Casación haya rechazado la última impugnación del antiguo mandatario para evitar sentarse en el banquillo.

NAIZ|2019/06/19
0619_mundua_sarkozy
Sarkozy, en un acto reciente. (Michel PIERMONT | AFP)

Uno de los abogados de Sarkozy ha confirmado este miércoles el rechazo del recurso, por lo que solo quedaría ya conocer la fecha en la que arrancará el juicio contra Sarkozy, retirado de la primera línea política desde su derrota en las primarias conservadoras de finales de 2016.

Sarkozy está acusado de plantear la promoción en Mónaco de Azibert, antiguo abogado general en el Tribunal de Casación, a cambio de información sobre el avance de otro procedimiento en el que se investigaba si Liliane Bettencourt, heredera de L'Oréal, había financiado ilegalmente su campaña para las elecciones de 2012.

A Sarkozy también le ha perseguido judicialmente la financiación de su campaña para las elecciones presidenciales de 2007, en concreto por el dinero que habría recibido del círculo del entonces mandatario libio Muamar Gadafi.