El Athletic se lleva ante el Alavés un derbi difícil de digerir (2-0)

El Athletic se ha impuesto en un derbi muy interrumpido. Una victoria merecida porque ha hecho algo más que el Alavés, que se ha visto superado en la segunda mitad. Los goles de Raúl García, desde el punto de penalti, y de Muniain han decantado la balanza. [Detalles del partido].

Ane URKIRI|Bilbo|2019/09/22
Williams_athleticalaves
Williams, Pina y Duarte pugnan por el esférico.(Monika DEL VALLE/FOKU)

El Athletic se ha llevado los tres puntos en un partido bronco, sin continuidad, con demasiadas interrupciones... Un derbi difícil de digerir, a resumidas cuentas. Hasta los goles del partido han llegado de la forma más brusca: tras cometer Duarte un penalti a Williams y tras un rechace y el posterior golpe entre Muniain y Pacheco.

Y en esas, mientras los locales han propuesto algo –aunque fuese lo mínimo–, los babazorros se han visto superados sin que el Athletic haya completado un partido perfecto. De hecho, en su jugada más clara –una combinación de tres toques entre Yuri, Ibai Gómez y Williams– ha llegado Duarte para interrumpir el remate del '9' rojiblanco. El colegiado, asistido por el VAR, ha señalado pena máxima y Raúl García no ha fallado en su cometida.

Otros cinco minutos de gloria de los leones ya en la segunda mitad, entre el minuto 63 y el 68, ha animado un derbi desaliñado, en el que se ha visto notablemente la falta de recursos del equipo dirigido por Asier Garitano. No ha estado acertado el bergarés en los cambios, sobre todo cuando ha dado entrada a Martin Agirregabiria por Ely, cambiando a Ximo Navarro de lateral a central.

La modificación en la línea defensiva del Alavés ha provocado –por casualidad o no– los mejores minutos de los vizcainos. Muniain, en el segundo poste, ha rematado muy desviado un centro de Williams peinado por Raúl García. Para no creerse el fallo del capitán. Y un minuto después, Williams ha estrellado en el larguero un potente zapatazo.

Acto seguido, en otra buena combinación, Ibai Gómez, sin marca en el segundo poste, ha puesto a prueba a Pacheco que le ha respondido brillantemente; en el rechace, sin embargo, Muniain se le ha adelantado por pocas milésimas para poner el definitivo 0-2 en otra jugada de lo más brusca que ha terminado con Muniain, Pacheco y Laguardia por los suelos.

Sin ideas, rostro serio de Asier Garitano

El rostro de Asier Garitano, a falta de cinco minutos para concluir el primer derbi del Alavés en este curso, era un poema. No le ha funcionado nada. Joselu no ha tenido ocasión para nada, ni para bajar ningún balón; Vidal y Rioja no han tenido metros para correr; el centro del campo superado... Ni la entrada de Lucas Pérez, para formar dupla de ataque con Joselu le ha funcionado al de Bergara; un claro signo de que no ha encontrado el recurso definitivo cuando las cosas se ponen complicadas.

El Athletic, siendo algo superior que el rival –con Williams como protagonista en todo–, se ha llevado merecidamente el triunfo en este derbi difícil de digerir. Lo que no será difícil de digerir para los aficionados rojiblancos será ver la clasificación, con su equipo en lo alto de la tabla con once puntos a falta de disputar el encuentro entre el Sevilla y el Real Madrid. 

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK