Remolacheros alaveses acuerdan no sembrar por los precios de la empresa Azucarera

Los agricultores de la Unión Agroganadera de Araba (UAGA) han decidido no volver a sembrar remolacha debido a que los precios ofertados por la empresa Azucarera no son rentables y les harían perder 500 euros por hectárea, según sus cálculos. Advierten de que si ellos dejan las siembras, el futuro de Azucarera «también se vería condicionado».

NAIZ|Gasteiz|2019/10/22
Arranque-remolacha
Imagen de una producción de remolacha. (UAGA)

Los agricultores de la Unión Agroganadera de Araba (UAGA) han decidido no volver a sembrar remolacha debido a que los precios ofertados por la empresa Azucarera, con sede en Miranda de Ebro (Burgos), no son rentables y les harían perder 500 euros por hectárea, según sus cálculos.

UAGA ha informado este martes de que este acuerdo ha sido ratificado por todos los agricultores –excepto uno que se abstuvo– que han asistido a la Asamblea General del Sector de la Remolacha, preparatoria de la campaña de la recolección que está a punto de comenzar.

En dicha asamblea se ha acordado no contratar ni sembrar remolacha a los precios ofertados por la Azucarera para la campaña próxima: 26 euros por tonelada más un complemento en función del precio del azúcar en el mercado europeo.

Sin fijar el precio del complemento

Según explica UAGA en un comunicado, los costes de producción en Araba rondan los 3.000 euros por hectárea. Con una media de producción de 90 toneladas por hectárea, si se aplica el precio de 26 euros por tonelada más un posible complemento de 1,60 euros por tonelada, «la pérdida por hectárea rondaría los 500 euros por hectárea».

Además, remarcan que Azucarera aún no ha fijado el precio final del complemento, que sigue fluctuando a la baja en los últimos días, por lo que el sector entiende que el precio base de la remolacha no podría estar por debajo de los 30 euros por tonelada.

Condiciona el futuro de Azucarera

Recuerda que UAGA ha contratado este año 1.074 hectáreas, lo que supone el 34,5% de la superficie contratada en dicha fábrica. Por ello advierte de que si deja las siembras el futuro de Azucarera «también se vería condicionado».

UAGA, que agrupa a 94 explotaciones, tendrá que buscar alternativas a la remolacha si Azucarera no cambia de postura, aunque reconoce que los agricultores alaveses quieren seguir sembrando remolacha «pero no a cualquier precio».