Lakua permite a Verter ampliar el área para depositar los residuos del derrumbe

El Gobierno de Gasteiz ha autorizado la ampliación del depósito 1 del vertedero de Zaldibar, que tendrá capacidad para recoger otros 804.000 metros cúbicos de residuos, dentro de las actuaciones de estabilización del vertedero y búsqueda de los dos trabajadores sepultados desde el 6 de febrero, con un coste de 13,4 millones de euros.

NAIZ|2020/06/30
Vertedero_zaldibar
Camiones trabajando en el vertedero de Zaldibar. (Andoni CANELLADA | FOKU)

Apenas cuatro días después de que Iñigo Urkullu, candidato del PNV a la reelección, situara la cuestión de Zaldibar como un «problema privado de una empresa privada» en el que el Gobierno de Lakua «actúa solo de manera subsidiaria», la Administración ha vuelto a dar luz verde a la empresa Verter.

En este caso, le autoriza a poder ampliar el depósito al que van a parar los residuos que antes se amontonaron en vertical sin control alguna, hasta provocar la catástrofe y la muerte de los dos trabajadores.

Esta decisión, adoptada en la reunión semanal del Ejecutivo autonómico, supone la aprobación de una solicitud planteada por Verter Recycling 2002 SL, propietaria del vertedero, como alternativa a la construcción del Depósito de Seguridad 2, que queda descartado.

La ampliación se llevará a cabo ante la situación del Depósito de Seguridad 1, próxima a agotarse. Consistirá en la construcción de una celda contigua sobre dos pequeñas vaguadas existentes en la ladera del monte Motia que ocupan una superficie de 68.555 metros cuadrados.

Según el Departamento de Medio Ambiente, los estudios técnicos de geotecnia e hidrología consideran idóneo el emplazamiento para acometer esta obra, que permitiría recibir un volumen total de 804.000 metros cúbicos. Se ha tenido en cuenta «la idoneidad» del emplazamiento, su «reducido» impacto ambiental y la mayor capacidad de acoger los residuos deslizados que se seguirán excavando y movilizando a medio plazo.

También se ha valorado que gran parte de los terrenos afectados formen parte del vertedero y que sean accesibles desde dentro de la instalación, sin tener que atravesar áreas pobladas. De hecho, ha recordado que en la vaguada este ya existe un acopio temporal de 182.000 metros cúbicos de tierras procedente de la excavación del vaso del vertedero y que estaba reservado para su futuro sellado.

Veinte meses de obras

El plazo previsto para su construcción es de 20 meses desde el inicio de las obras hasta su clausura, pero su ejecución se ha previsto por fases.

Así, en poco más de un mes desde su inicio podría comenzar a utilizarse la fase 1 con una capacidad calculada de relleno de residuos de aproximadamente 215.000 metros cúbicos, lo que asegura la continuidad de los trabajos de emergencia que se llevan a cabo para la búsqueda de los dos operarios sepultados, Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán, y la estabilización de los vertidos.

El proyecto contempla la construcción en la parte inferior de las dos vaguadas de un dique de contención de 120 metros de longitud, 20 de altura y 8 metros de anchura en su coronación, con un núcleo de pedraplén de cantera, y en el que se emplearán 53.500 metros cúbicos de materiales.

El coste estimado del proyecto de la ampliación es de 13,4 millones de euros, destinados en su mayor parte a la excavación y movimiento de tierras, así como a la impermeabilización del vaso.

La disposición del Depósito de Seguridad 1, de 140.000 metros cúbicos, y de la ampliación aprobada ahora permitirá el almacenamiento de alrededor de 950.000 metros cúbicos, una cantidad muy próxima al volumen de residuos que se deslizaron el 6 de febrero.

El Departamento de Medio Ambiente acordó en marzo ejecutar directamente y de forma subsidiaria los depósitos de seguridad ante la «situación de urgencia inaplazable producida por el deslizamiento del vertedero de Zaldibar» y después de que la empresa propietaria manifestara su incapacidad para acometer las medidas provisionales de prevención y corrección ordenadas tras el siniestro.

No obstante, Medio Ambiente recuerda que la normativa establece que los operadores de estas actividades económicas «están obligados a adoptar y a ejecutar las medidas de prevención y de reparación de daños medioambientales y a sufragar sus costes, cualquiera que sea su cuantía, cuando resulten responsables de los mismos».

Por esta razón, también en marzo acordó iniciar el expediente de exigencia de responsabilidad medioambiental contra Verter Recycling por los daños ocasionados.

ERLAZIONATUTAKO ALBISTEAK

 

ARGAZKI GALERIA
Gaizka PEÑAFIEL | FOKU


Mungiako laukoteak NAIZ Kontzertuak ekimenaren seigarren gaua erre zuen ostirala gauean. Sanagustin Kulturunea, eliza zaharra musikari emana. Rock-ak: 1 - Jainkoak: 0. Ibilbide labur baina sakonean sortutako klasiko eta kaleratzear dauden abestientzako lekua egon zen; hori bai, kanta zaharrak edo ezagunak soineko berriekin aurkeztuta.