La abogada kurda Ebru Timtik muere tras 238 días en huelga de hambre por un juicio justo

Ebru Timtik, abogada kurda que llevaba 238 días en huelga de hambre para reivindicar un juicio justo, ha fallecido en un hospital de Estambul. 

NAIZ|2020/08/28
Ebru-timtik
La abogada kurda Ebru Timtik, en una fotografía que circula por las redes sociales.

Según informó la agencia Firat, la abogada kurda Ebru Timtik falleció ayer en un hospital de Estambul tras 238 días de ayuno para exigir un juicio justo. 

Su compañero Aytaç Ünsal, entretanto, mantiene la lucha y su estado es extremadamente grave. 

Ambos son abogados de la asociación de izquierda Oficina Legal del Pueblo (Halkin Hukuk Bürosu, HKK) e iniciaron su protesta junto a otros compañeros de oficio, también encarcelados, para exigir un juicio justo tras ser juzgados y condenados por las legislación «antiterrorista» turca.

Timtik fue condenada en marzo de 2019 a 13 años y seis meses de prisión por «ser miembro de una organización terrorista» –17 letrados fueron condenados a un total de 159 años– en un polémico juicio en el que la defensa criticó la falta de acceso a las pruebas y que el tribunal aceptó testigos anónimos. Inició la huelga de hambre el pasado 2 de enero, seguida un mes después por Ünsal.

El pasado 14 de agosto, recordó Firat, el Constitucional turco rechazó una solicitud para liberar a ambos letrados presos como medida de precaución. Sin embargo, la corte alegó que no había «información disponible sobre la emergencia de un peligro crítico para sus vidas o su integridad moral y material».

El Instituto de Medicina Forense había señalado que su estado era incompatible con la cárcel, pese a lo cual seguían presos y se encontraban, contra su voluntad, bajo observación en sendos hospitales de Estambul.

En los últimos meses, otros tres activistas, músicos del grupo de folk Grup Yorum han fallecido en sendas huelgas de hambre contra la persecución política: Helin Bolek, Ibrahim Gökçek y Mustafa Koçak

HDP: «No toleraremos otra muerte»

En un comunicado, el Consejo Ejecutivo Central del Partido Democrático del Pueblo (HDP, que integra a kurdos y a sectores de la izquierda turca) manifestó su «tristeza y enfado» por la muerte de Timtik, al tiempo que responsabilizó al Gobierno del AKP de lo ocurrido. Exigieron asimismo la inmediata liberación de Aytaç Ünsal: «No toleraremos otra muerte».