ELA también convoca huelga en residencias de Gipuzkoa el día 6 ante una situación «alarmante»

El sindicato ELA ha convocado una huelga de 24 horas para el próximo 6 de octubre, martes, en las residencias de mayores de Gipuzkoa ante la «alarmante» situación de estos centros que, a su «falta estructural de personal», suman en los últimos meses una «carga de trabajo mucho más alta» debido a la pandemia.

NAIZ|2020/09/24
Resisgipuzkoa
Protesta de trabajadoras de residencias convocada en mayo por el sindicato ELA frente a la Diputación de Gipuzkoa. (Juan Carlos RUIZ/FOKU)

La convocatoria de la huelga, que se une a la organizada por LAB para la misma jornada en la que, según ELA, no es descartable que ambos sindicatos coincidan en una manifestación conjunta a la que también ha invitado a otros colectivos y a los familiares de los usuarios de las residencias, ha sido realizada en Donostia por los dirigentes de ELA Txomin Lasa y Ana Sastre.

Con esta protesta, ELA, que ya realizó 243 días de paro hasta el pasado 13 de marzo, cuando abandonó la huelga debido a la crisis del covid-19, retoma la vía de las movilizaciones, aunque en un formato «muy medido» de una única jornada porque, según ha dicho Lasa, son «muy conscientes» de la coyuntura que atraviesan las residencias.

No obstante, ha aclarado que, tras constatar que la situación laboral de las trabajadoras del sector es en la actualidad «peor que antes de la pandemia» y que el diputado general, Markel Olano, no ha respondido a la carta que le enviaron en su momento para tratar este asunto, al sindicato no le ha quedado «más remedio» que hacer un llamamiento a la huelga.

Por su parte, Ana Sastre ha explicado que si ya antes del covid-19 las condiciones de trabajo de estas empleadas eran de «semiesclavitud», la coyuntura que atraviesan en la actualidad es «inhumana».

«Tras sufrir el embate de la primera ola de la pandemia, con más de 170 muertos y cientos de trabajadoras y usuarias contagiadas que nos ha dejado reventadas física, psicológica y emocionalmente, ahora tenemos que sumar el desprecio y la nefasta gestión de empresas y de la Diputación foral, que nos han abandonado», ha recalcado.

Después de reiterar que para las trabajadoras resulta «muy duro tener que llegar a esta situación, Sastre ha comentado que la respuesta de la Diputación ante la situación vivida con el coronavirus «ha sido exactamente opuesta» a la esperada.

«En vez de involucrarse en solucionar el conflicto laboral y social, en invertir en más personal, material y mejores condiciones laborales, hoy, tras seis meses de pandemia, estamos peor», ha recalcado.

«No responden a nuestra petición al dialogo y a la negociación –ha descrito– y sacan pecho con este modelo que tan graves consecuencias ha traído para nosotras y para los usuarios de las residencias de Gipuzkoa», ha añadido.

Sastre ha advertido también de que la «falta de personal» en las residencias pone «en grave riesgo» no sólo la salud de las trabajadoras, sino también la vida de los ancianos residentes.

La sindicalista ha denunciado además el hecho de que «no siempre se cubren las bajas», porque «no hay voluntad» de hacerlo o «simplemente porque no hay personal que quiera trabajar» en las condiciones actuales con «algunas residencias donde a fecha de hoy faltan EPIs o son de baja calidad» y hay que «pelearse» para «conseguir hacer test PCR».

Ante esta situación, ha subrayado que el sector necesita «un convenio ya» y conseguir «un sistema de cuidados público y no uno que enriquece a las empresas amigas de la Diputación», pues se trata de un ámbito «donde hay vidas en juego y donde no se actúa con la responsabilidad que eso supone».