Sergi Reboredo|2020/02/09

Música en directo, estética hípster, influencers y cuidadoso marketing calibrado hasta el más mínimo detalle. La Iglesia pentecostal se renueva y rejuvenece en busca de un público cada vez más joven.