2018/07/15

Let’s Eat Grandma
GOTZON URIBE
016_musika1

El nuevo disco del dúo Let’s Eat Grandma, publicado a través del sello Transgressive, se presenta como una revelación aún mayor que “I, Gemini”, el debut de la joven pareja formada por Rosa Walton y Jenny Hollingworth. El nuevo trabajo de estas jóvenes británicas, multiinstrumentistas y compositoras es sorprendente, contagioso, innovador y emocionante. Sin complejos, usan las estructuras del pop para trazar canciones furiosas y grandilocuentes, pero también íntimas baladas. A su vez, los loops y los solos de batería de aroma ochentero han sido producidos por tres figuras relevantes de la actual escena. Por un lado, encontramos a David Wrench, que ha trabajado con artistas como The XX, Frank Ocean o Caribou, quienes nos sirven para elaborar un mapa sonoro de lo que busca la pareja. También está SOPHIE, famosa por su trabajo junto a Madonna y con el rapero Vince Staples y, completando la ecuación, encontramos a Faris Badwan, de The Horrors. Let's Eat Grandma se consolida aquí como una de las bandas más creativas y emocionantes de la actual escena alternativa.

“I'm All Ears” es un retrato de las vidas de Walton y Hollingworth en los últimos dos años, ya que han crecido como músicos pero también como mujeres, encontrando su camino a través de nuevos territorios, trazando amistades, relaciones románticas e introduciendo el uso de las nuevas tecnologías en sus vidas. En su imaginario está su amor por los sonidos de los ordenadores, Frank Ocean, las colecciones de discos de sus padres, los tonos de llamada de los teléfonos, los viajes en tren y los sintetizadores vintage.

Rosa y Jenny tenían solo 17 años cuando lanzaron su debut como Let’s Eat Grandma. Eran amigas de la infancia y crecieron escribiendo canciones que, con el tiempo, se convirtieron en algo bastante mágico. Pop experimental y rock psicodélico, una salida a la improvisación, con sintetizadores, saxofones y grabadoras de bajo coste les aseguraron agotar entradas en los conciertos, elogios de la crítica y una aparición en el programa de Jools Holland. El público se sintió atraído por la extraña belleza de su música. El álbum jugaba con la idea de la inseparabilidad de la pareja. Su título, “I, Gemini”, era un guiño a su sentimiento gemelar y sus canciones revelaban dos voces jóvenes sorprendentemente similares, envueltas una alrededor de la otra.

Esta vez es diferente. “I’m All Ears” nos muestra a dos mujeres jóvenes y seguras, cada una con su propia personalidad, con sus propios gustos e inquietudes. Sus letras también han madurado. Para este disco estaban ansiosas por ir más allá de la lírica “críptica” de su debut hacia algo más transparente y, en ocasiones, vulnerable, donde hablan de los jóvenes y de sus vivencias. A lo largo de estas canciones hay imágenes recurrentes de trenes y automóviles, de movimiento... en definitiva, la sensación de una vida en expansión.

CD AIPAGARRIA

Okkervil River

“In The Rainbow Rain” • Ato records, 2018 • Pop

El nuevo álbum de Okkervil River se llama “In The Rainbow Rain” y es una declaración de esperanza en la que el director de orquesta Will Sheff explora la valentía del optimismo y la belleza de su entorno, de su comunidad. Producido por el propio Sheff y mezclado por Shawn Everett (Julian Casablancas, Alabama Shakes), “In The Rainbow Rain” sigue de alguna manera el camino abierto por el elogiado álbum de 2016 “Away”, pero abriendo otras puertas a su vez. Mientras aquel era reflexivo y solitario este se presenta como un capítulo más optimista y menos vulnerable. Muestra, una vez más, a un compositor en estado de gracia con grandes virtudes para elaborar piezas de exquisito pop.