2018/08/05

Oferta (I)
IKER FIDALGO
019_panoramikabotin

Como cada agosto, dedicamos dos entregas de nuestra sección a realizar una breve compilación de la oferta expositiva que podemos encontrar en los centros y galerías del Estado, así como en otros posibles destinos en el extranjero. Entendiendo este mes como una posibilidad para el desplazamiento y el ocio, el turismo cultural vuelve a ser protagonista como uno de los máximos alicientes de la atracción turística de determinadas ciudades. Por su parte, los grandes museos y espacios culturales exhiben su músculo programando con miras en la entrada de un público no habitual que descubre las muestras temporales y las revisiones de cada colección.

Dentro del programa de la Bienal de Mujeres en las Artes Visuales, el Museo Reina Sofía de Madrid propone hasta el 3 de setiembre “Segunda vez”, un proyecto dedicado a Dora García (Valladolid, 1965), que funciona como recorrido por varios de sus proyectos, marcados por una notable variedad disciplinar entre el cine, la performance, el texto y el dibujo. Por su parte, Francesc Torres (Barcelona, 1948) despliega “La campana hermética. Espacio para una antropología intransferible” en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona hasta el 11 de setiembre. La colección personal de archivos y objetos del propio artista sirve para crear una suerte de antiguo gabinete de maravillas de la Europa del siglo XV, en el que los diferentes elementos se muestran al completo exhibiendo su personalidad propia, pero condenados a ser reinterpretados desde el ámbito de lo artístico y el display de la instalación. Sin salir de la capital catalana, el CCCB aporta, no exento de polémica, “La luz negra” hasta el 21 de octubre, un compendio de 350 obras influidas por las tradiciones secretas desde los años 50 hasta la actualidad.

Annette Messager (Estado francés, 1943) aterriza en el IVAM valenciano hasta el 4 de noviembre con “Púdico-Público”. Una reivindicación de un lenguaje propio, al margen de discursos patriarcales y desde una posición en la que los materiales utilizados y la forma de trabajarlos manualmente asumen una indiscutible carga política, en donde la instalación como lenguaje es capaz de apropiarse del espacio museístico. El Centro del Carmen de la capital del Turia es también el escenario en el que Teresa Cebrián (Valencia, 1957) repasa 35 años de trayectoria a través de catorce conjuntos escultóricos ligados al dolor y la enfermedad. Mientras tanto, el centro Botín de Santander acoge hasta el 2 de setiembre “Esculturas, 1928-1982” de Joan Miró (Barcelona, 1893). Concebida ex professo para el propio centro, la recopilación de más de un centenar de esculturas salpicada con dibujos, fotografías y vídeos es, sin duda, una buena razón para visitar el centro cántabro.

Por su parte, el MUSAC de León presenta en su Laboratorio 987 “Patria y Patriarcado”, de Núria Güell (Girona, 1981). La prolífica artista catalana repasa hasta el 14 de octubre cinco obras en donde el patriotismo, la violencia sexual masculina y la moral católica son cuestionados desde dispositivos artísticos con una intencionalidad política clara y necesaria. Por último, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo de Sevilla ha reservado todo un año de su Claustrón para “Entre la figuración y la abstracción, la acción”. Hasta el 31 de marzo del próximo 2019, importantes nombres como Bill Viola, Isidoro Valcárcel Medina, Yves Klein, Guerrila Girls, Rebeca Horn o Agustín Parejo School, entre muchos otros, propondrán una revisión de la colección de la que forman parte.