2018/08/12

Dave Alvin y Jimmie Dale Gilmore
GOTZON URIBE
020_musika33dave

La idea para el álbum “Downey To Lubbock” surgió hace poco más de un año, cuando Dave Alvin y Jimmie Dale Gilmore, dos artistas que se han pasado media vida en la carretera, tocaban en una gira conjunta. Eran conciertos en los que intercambiaban sus temas, cada uno con su guitarra y con sus corazones llenos de soul. El resultado es un disco de canciones inspiradas en el blues, el rock y el folk, destinado a ser un clásico del sonido “americana”, que hará disfrutar a sus seguidores. Contiene trece temas, diez de ellos son versiones, dos canciones originales y una explicativa.

Alvin y Gilmore hace más de 30 años que son amigos, pero nunca habían colaborado juntos. Aquella gira resultó determinante y funcionó realmente bien. Tocaban sin presión y con lucidez, de manera divertida y suelta, tanto que durante una prueba de sonido fue Dave quien propuso a Jimmie la idea de trabajar juntos. La grabación resultó toda una declaración de admiración mutua. Cada uno de ellos hace música diferente, pero tienen una actitud en común que unifica su manera de entenderla, ya sea a la hora de tocar dulces baladas, música country o blues furioso.

Dave Alvin es de Downey (California) y Jimmie Dale Gilmore de Lubbock (Texas), dos ciudades separadas por un tramo recto de mil millas a través del corazón del oeste americano con apenas nada en medio. Tanto Downey como Lubbock son lugares destinados a la ganadería que fueron reconvertidos por comunidades de clase trabajadora. En ese ambiente, Alvin y Gilmore han estado componiendo canciones con música del oeste durante décadas.

La canción que abre el disco es la descripción explícita de todo el trabajo. Explica la procedencia de Alvin y su blues salvaje junto a The Blaster, un guiño a la banda de rock de raíces que formó con su hermano Phil en 1978 antes de que Dave se independizara en 1986. Tras pasar por formaciones como X, The Knitters y Flesh Eaters, actualmente lidera su propia banda, The Guilty Ones, a través de la cual canaliza su amor por California y la búsqueda continua de sus raíces.

Gilmore, por su parte, es un músico veterano que formó su primer grupo en 1972, The Flatlanders, un trío de folk y country originario de Lubbock junto a Joe Ely y Butch Hancock, que hoy en día continúa en activo. Ha participado en numerosos proyectos como Hub City Movers y The Wronglers junto a Warren Hellman, responsable del afamado “Hardly, Strictly Bluegrass Festival” de San Francisco.

Asumir todo tipo de música americana desde la década de 1920 hasta hoy en día es un objetivo ambicioso y difícil de lograr. Estos dos músicos tan particulares hacen que sea un placer para los oídos.

CD AIPAGARRIA

 

Bodega

“Endless Scroll” • What’s Your Rupture?, 2018 •Rock

Han sido una de las sensaciones en la pasada edición del Festival de Benicassim. La banda neoyorkina parece estar destinada a ocupar las próximas portadas de los blogs musicales más avispados. En algún lugar entre Parquet Courts y Wire, la formación de Brooklyn lanza un espléndido disco de debut lleno de un minimalismo salvaje e ingenioso con el que intentan revitalizar el vocabulario del rock and roll bajo la influencia del post punk, el pop contemporáneo, el hip-hop, el kraut rock y la composición narrativa derivada del folk. Pop perfecto, rasposo y vitalista que invita a cantar, incluso, sin saber las letras.