2018/08/19

HP Omen15
FRAN GONZALEZ
021_konexioak

El portátil más gaming de la familia Omen se acaba de actualizar reduciendo su grosor y mejorando su potencia y prestaciones para mantener el más alto nivel en este tipo de dispositivos. Entre estas mejoras destacan sobre todo el nuevo procesador Intel Core i7-8750H de 8ª generación, los gráficos NVIDIA GeForce GTX 1060 con 6 GB GDDR5 de memoria dedicada y su impresionante pantalla de 15,6 pulgadas capaz de soportar 144 Hz con resolución 1080p. Su conectividad también se pone al día con tres puertos USB 3.1, un USB-C con interfaz Thunderbolt 3 y el ya imprescindible Mini DisplayPort, a lo que hay que añadir el novedoso almacenamiento NVMe Intel Optane como opción para complementar el almacenamiento híbrido con 1 TB en disco duro SATA. Y como colofón, hay que destacar que, a pesar de todo esto, saldrá a un precio muy contenido.

BAND 2

Esta pulsera cuantificadora de Huawei cuenta con todo tipo de sensores en su interior para controlar desde nuestro ritmo cardíaco hasta los pasos que caminamos cada día. Además, con la función “efectos de entrenamiento” conoceremos también los resultados del ejercicio.

 

THREADRIPPER

AMD ha anunciado oficialmente la nueva versión 2000 de sus procesadores de alto rendimiento. Llegan al mercado para competir con los Intel Core Extreme, tanto en el campo de los juegos como en el profesional, pero con mayor potencia bruta y un precio similar.

 

KRAKEN PRO

La segunda versión de estos auriculares de Razer vienen con numerosas mejoras en lo referente a la calidad del audio, pero también se ha ganado en la ergonomía. Para que sean aún más cómodos, la estructura es de aluminio y las orejeras son más grandes, suaves y con mejor aislamiento.

 

LIVE L1

ASUS ofrece este ZenFone en la barrera de precio de los 100 euros. El smartphone está equipado con Android Go, una pantalla de 5,5 pulgadas con formato 18:9, procesador Snapdragon 425 con 1 GB de RAM, cámaras de 13 y 5 mpx, doble SIM, 16 GB de almacenamiento y 3000 mAh.

 

V-NAND QLC

Samsung ha comenzado la fabricación masiva de sus nuevas unidades SSD de 4 TB bajo este tipo de memoria que permite hasta un 33% más de capacidad extra en cada chip. Esta tecnología tiene un coste de fabricación más bajo, lo que, sin duda,, repercute en su precio final.