Beñat ZARRABEITIA

DE LA CUNA DE LA SIDRA A LA GRAN MANZANA

Andoni Iraola dio sus primeras patadas a un balón en Usurbil, su localidad natal. Un lugar en el que la sidra representa uno de los principales activos sociales y económicos. Lejos quedan aquellos inicios, al igual que su exitosa etapa en el Athletic, cerrada como el cuarto jugador con más partidos disputados con la elástica del conjunto rojiblanco.

gara-2015-07-13-Reportaje

Tras la última final de Copa, el guipuzcoano decidió cruzar el Atlántico y enrolarse en las filas del New York City. Abriendo así una nueva aventura con la que sigue la estela de los también exleones Carmelo Cedrún y Aitor Karanka, que ya jugaron en Baltimore y Colorado respectivamente.

A pesar de su sobrenombre, la «Gran Manzana» tiene muy poco que ver con Usurbil. El término que define universalmente a la ciudad fue acuñado por primera en 1921 por el periodista deportivo John J. Fitz Gerald en el diario “New York Morning Telegraph”. Lo hizo durante una de sus crónicas sobre carreras de caballos. Un año después, Billy Tucker, en el periódico afroamericano “Chicago Defender”, fue el siguiente en emplearlo. Sin embargo, no fue hasta 1971 cuando mediante una campaña publicitaria del Ayuntamiento de Nueva York el concepto se popularizó de forma masiva.

El pasado domingo, Iraola debutó con la camiseta de su nuevo equipo en el Yankee Stadium frente al Montreal Impact. El partido concluyó con un espectacular empate a cuatro e Iraola disfrutó de una calurosa bienvenida. La presencia la peña neoyorquina del Athletic, dedicándole una cariñosa pancarta que el usurbildarra firmó a la conclusión del encuentro, fue otra de las notas más destacadas.

El New York City no es un equipo cualquiera en la MSL estadounidense. Sus propietarios son el Manchester City de la Premier League y el mítico equipo de béisbol de los New York Yankees, siendo el catalán Ferran Soriano –antiguo vicepresidente del Barcelona con Laporta– el consejero delegado de la entidad. El vínculo con la escuadra inglesa propició que la temporada pasada Lampard jugase como cedido en los skyblues, para enfado de los aficionados del Chelsea. A priori, el nuevo destino de Iraola, que domina perfectamente el inglés y que recientemente estrenó paternidad, parece ideal para afrontar el último tramo de su carrera. Si le respetan las lesiones, disfrutará sobre el césped junto a futbolistas de una calidad y trayectoria excepcional como Lampard, Pirlo o David Villa. El eterno «15» rojiblanco, ahora el «51» del conocido como NYCFC, pondrá su talento al servicio de un proyecto emergente.

En total, son 20 los equipos englobados en la Liga de EEUU. Un campeonato dividido en dos conferencias, con presencia de escuadras canadienses y que incorporará a cuatro nuevas franquicias antes de 2018. Entre los futbolistas más destacados del torneo se encuentran el que fuera Balón de Oro Kaká en el Orlando City, Robbie Keane y Steven Gerrard –que también debutó el pasado fin de semana– en Los Ángeles Galaxy, Sebastian Giovinco en el Toronto FC o el delantero venezolano de origen vasco Fernando Aristeguieta en el Philadelphia Union.

Protagonismo compartido en la ciudad

Pese a la reciente creación de la mayoría de los conjuntos, el auge del fútbol en aquel país y la pasión que aportan el gran número de hinchas de origen hispano, en la MSL también comienzan a florecer nuevas rivalidades. En el caso del NYCFC, su principal adversario son sus vecinos del New York Red Bulls. Una franquicia cuya propietaria es la conocida empresa de bebidas energéticas. La multinacional es dueña de un total de cinco equipos en todo el mundo, entre ellos los de Salzburgo, Leipzig y el neoyorquino.

Sin embargo, la MLS no es la única competición futbolística de EEUU, ni el City o los Red Bulls las únicas escuadras de la «Gran Manzana». En abril de 2011, bajo la supervisión de la federación estadounidense, renació de sus cenizas la antigua NASL, torneo que entre 1968 y 1984 llegó a contar con una enorme popularidad debido a que se convirtió en el retiro dorado de varias de las grandes estrellas de las décadas de los setenta y ochenta. El colapso económico y la falta de patrocinadores acabaron con aquella icónica Liga. Ahora, cuenta con el apoyo de la federación estadounidense, desarrolla su proyecto en forma de competición alternativa a la que el año que viene se sumarán tres equipos más.

Uno de los conjuntos más emblemáticos de la antigua competición fue el New York Cosmos, en cuyas filas llegaron a militar Pelé, Cruyff, Beckenbauer, Carlos Alberto, Neeskens o Chinaglia. Otras de las grandes estrellas de la época que jugaron en la NASL fueron Bobby Moore, Hurst o Gordon Banks, el holandés Rensenbrink, el irlandés George Best, el alemán Gerd Müller, el polaco Deyna o el paraguayo Romerito.

En la actualidad, pese a no gozar del glamur de aquellos tiempos, el Cosmos también cuenta con una auténtica leyenda como es el exmadridista Raúl González. Asimismo, el conjunto neoyorquino ha sido uno de los pioneros en el restablecimiento de las relaciones entre EEUU y Cuba, ya que el pasado 2 de junio visitó la isla para medirse a la selección de aquel país. Otro elemento interesante sobre los verdes es que durante la pretemporada de 2013, Mikel Alonso, Fran Yeste y el exrealista Raúl Tamudo aprovecharon su estancia vacacional para ayudar al Cosmos en sus entrenamientos.

El fútbol está de moda en EEUU, su crecimiento es constante y el impacto social del reciente triunfo de su selección femenina en el Mundial de Canadá son una buena prueba de ello. El soccer goza de buena salud y las expectativas son cada vez más optimistas. Un deporte que aspira a recortar terreno respecto a las grandes Ligas-espectáculo estadounidenses como son la NFL, la NBA, la NHL y la MLB.

Un empeño en el que Andoni Iraola también quiere poner su granito de arena. Un talento que comenzó a brotar en los campos de Buruntzaldea, a la sombra de las sidrerías y cuya fermentación futbolística se produjo en la factoría de Lezama para el posterior deleite del exigente paladar de la hinchada de San Mamés. Un gran reserva de 1982 que busca disfrutar de su nueva experiencia en la «Gran Manzana».