2015/08/05

La Autoridad Palestina solicita oficialmente su adhesión a Interpol
GARA|RAMALLAH

La Autoridad Palestina (ANP) ha dado un paso más en su ofensiva diplomática para que Palestina sea reconocida como Estado y ha solicitado oficialmente la adhesión a la Organización Internacional de Policía Criminal, conocida como Interpol, informó el diario árabe “Al Hayat”.

La solicitud fue firmada por el primer ministro, Rami Hamdallah, y pide la adhesión a la organización internacional con el objetivo de poder arrestar a ciudadanos palestinos que hayan viajado al extranjero, en particular a aquellos acusados por delitos de corrupción, indicó, por su parte la publicación digital israelí “Ynet”.

Palestina solicitó adherirse a Interpol en 2011 pero fue aceptada únicamente como miembro observador y no de pleno derecho, porque aún no había sido reconocida como Estado y no tenía control de sus fronteras, señalaron fuentes oficiales palestinas a principios de año, cuando se planteó nuevamente pedir la adhesión.

La ANP espera que 128 miembros del organismo apoyen la solicitud, cuatro más de los votos necesarios

La adhesión palestina a este organismo internacional le permitirá tomar parte en la lucha contra el crimen y el «terrorismo» más allá de sus fronteras, así como contra el lavado de dinero, la corrupción o el tráfico de armas y de personas.

Al mismo tiempo, los organismos policiales palestinos podrán optar a cursos de formación y al asesoramiento y a la información con la que cuenta Interpol.

La ofensiva diplomática palestina ha generado un profundo malestar en Israel. Uno de sus principales logros fue el ingreso, el pasado 1 de abril, en el Tribunal Penal Internacional (TPI) de La Haya a pesar de las presiones de EEUU e Israel.

Los líderes palestinos dieron el 15 de junio un nuevo paso para cuestionar a Israel ante las instituciones internacionales al presentar ante el TPI el primer documento en el que se acusaba al Estado judío de haber cometido crímenes de guerra y contra la humanidad en Gaza y Cisjordania. Este lunes, el canciller palestino, Riad al-Malki, entregó en La Haya un documento sobre los actos de violencia de los colonos contra la población civil palestina y, entre ellos, el ataque que el pasado viernes mató al bebé Ali Dawabsha.