Iker BIZKARGUENAGA
BILBO

Instan a poner fin al sufrimiento de los presos enfermos y sus familias

Algo más de 6.000 personas se manifestaron ayer a mediodía para reclamar la libertad de los presos gravemente enfermos. Bajo un sol implacable pero mucho menos engorroso que la lluvia de las últimas ediciones, la movilización fue la mayor de las que se han celebrado coincidiendo con el Día Grande de las fiestas de Bilbo en los últimos años. Los convocantes pidieron que se acabe de una vez con un sufrimiento «que se puede y se debe evitar».

gara-2015-08-28-Noticia

La manifestación para exigir la liberación de los presos gravemente enfermos es la mayor movilización convocada en los últimos años coincidiendo con el Día Grande de Aste Nagusia. Algo más de 6.000 personas, según el recuento realizado por GARA, recorrieron el trayecto entre la plaza Elíptica y el Ayuntamiento, un recorrido en parte sinuoso, pues atravesó las calles Alameda Mazarredo y Colón de Larreategui antes de enfilar el consistorio desde Buenos Aires.

De hecho, no fue hasta que la marcha llegó a esta última calle que pudo comprobarse la dimensión que había adquirido. Como dato puede indicarse que cuando la pancarta ya se había situado en las escalinatas del edificio consistorial, la parte trasera todavía aguardaba a la altura de los Jardines de Albia. Veinte minutos tardó el gentío en atravesar la intersección entre Colón de Larreategui y Buenos Aires, a una media de unas 300 personas por minuto –algo más en la cabecera–, para sumar una manifestación multitudinaria, en la que no cesaron los gritos en favor de los presos y presas y exigiendo su puesta en libertad.

Base para un nuevo escenario

El tiempo también ayudó, y pasado el mediodía ya había gente aguardando en la plaza Elíptica. Allí, el parlamentario de EH Bildu Hasier Arraiz, que estuvo acompañado por otros miembros de la coalición, exigió el fin de «una política penitenciaria basada en la venganza», y afirmó que «es momento de que los derechos humanos se conviertan en la base sobre la que construir un escenario de paz y democracia en Euskal Herria».

En parecidos términos se expresaron en el Ayuntamiento dos allegados de Joxemi Etxeandia e Ibon Iparragirre, quienes en nombre de los convocantes consideraron que «no hay nada que justifique que hoy no esté entre las cuestiones urgentes a solucionar por los estados, por el Gobierno del PP y el del PS, y por los representantes políticos vascos, que los presos con enfermedades graves e incurables sean traídos a sus casas».

Recordaron que siendo la dispersión siempre «una política injusta e ilegal», para los presos enfermos «es más cruel si cabe, ya que les aleja de su entorno familiar y social e impide el acceso normalizado a sus médicos de confianza». «El sufrimiento que la decisión de mantenerlos en la cárcel causa a nuestros familiares enfermos y a todas nuestras familias, es un sufrimiento que se puede y se debe evitar», advirtieron, en un discurso en el que las menciones a los presos con graves dolencias, y a aquellos que por enfermedad han fallecido en las cárceles españolas y francesas se llevaron los aplausos más sentidos.

Herriz herri ere milaka lagun azken ostiralean

«Giza Eskubideak errespetatuak eta beteak izan daitezen aldarrikatzen jarraituko dugu eta gaixo dauden presoak eta gainontzeko guztiak etxera ekarri arte lanean jarraituko dugu. Guztion artean lortuko dugu». Horrela bukatu zuten atzoko manifestazioaren osteko hitzaldia, eta arratsaldean hamaika herritan izandako mobilizazioek agerian utzi zuten arrazoi osoz esandako hitzak zirela. Izan ere, hilabeteko azken ostirala izanik, elkarretaratzeak egin zituzten hainbat herri eta auzotan. Muskizen, 20 lagun bildu ziren dispertsioa salatu eta presoen eskubideak aldarrikatu zituen arratsaldeko kontzentrazioan, Deban, 43; Lekeition, 109; Mundakan, 30; Zarautzen, 153; Eskoriatzan, 30; Getarian, 37; Lazkaon, 43; Elgetan, 18; Zaldibian, 76; Garesen, 25; Irunberrin, 80; Orion, 54; Zestoan, 51; Bermeon, 12; Elgoibarren, 60; Ondarroan, 153; Zumaian, 50; Ataunen, 14; Lizartzan, 28; Aulestin, 56; Busturian, 17; Irunen, 43; Iruñean, 207; Hernanin, 180; Zuian, 30; Arbizun, 27; Zizurkilen, 18; Gasteizen, 280; Agurainen, 38; Soraluzen, 34; Barrikan, 12; Irurtzunen, 20; Barañainen, 30; Aramaion, 14; Etxarrin, 70; Lesakan, 32; Lekunberrin, 5; Oreretan, 165; Areson, 20; Munitibarren, 25; Beran, 12; Donostian, 122; Bastidan, 55; Alegi-Orendainen, 19; Muxikan, 25; Gernikan, 51; eta, azkenik, Tolosan, 50. GARA