2015/09/15

Una historia de porteros con toque navarro

Jaume Domenech y Raúl Lizoain, sobrino de Serafín Zubiri, han sido dos de los protagonsitas de la jornada.

Asier AIESTARAN
0915_kir_jaume

Aunque los cinco goles de Cristiano Ronaldo hayan acaparado la mayoría de resúmenes de la tercera jornada de la Liga de Primera, la actuación de varios porteros también merece una mención especial. Se trata sobre todo de Jaume Domenech, el joven guardameta del Valencia que fue clave en el 0-1 ante el Sporting, y Raúl Lizoain, portero del Las Palmas con ascendencia navarra que también tuvo una actuación destacada en el empate ante el Celta de Vigo.

Por proximidad, el caso de Lizoain es el más curioso. Hijo de Gabriel, nacido en Abaurrea, sobrino de Serafín “Zubiri”, el conocido músico que también se ha prodigado en otras muchas facetas, y también del exjugador rojillo de la década de los 70 Ángel Lizoain, el meta de 24 años está teniendo más protagonismo del esperado en su estreno en Primera. Ya fue titular en la primera jornada, en el Calderón, donde logró mantener su portería a cero, y el domingo tuvo que salir a los 12 minutos tras la expulsión de Javi Varas.

Los canarios, con un hombre menos durante casi todo el partido, fueron capaces de igualar un 3-1 adverso, y pese a los tres goles encajados, Lizoain recibió varios halagos por sus buenas intervenciones, especialmente en el tramo final del partido. «Raúl ya se hizo portero la temporada pasada, ni me asusta ni me preocupa que esté en la puerta», comentaba Paco Herrera, entrenador del Las Palmas, al término del encuentro.

Es gracioso comprobar cómo en un artículo publicado en 2011 por “Tinta Amarilla”, diario deportivo de Gran Canaria, que se puede encontrar fácilmente en la red, el padre del guardameta –el mayor de seis hermanos, cuatro de ellos ciegos– habla sobre su hermano Ángel: «Fue jugador de Osasuna, Jerez o Mallorca; también del Melilla en su etapa militar. Era un extremo zurdo muy técnico y rápido, de gran calidad... y bastante vago», declara en clave de humor, para añadir a continuación que coincidió con jugadores como Bosmediano e Iriguibel.

Paradas y renovación

En cuanto al Valencia, la irrupción de Jaume Domenech ha sido todavía más sonada, ya que hasta este sábado no había pasado de Segunda B. Pero la lesión de Matt Ryan le permitió estrenarse al mismo tiempo en Primera y como jugador del primer equipo ché. Sus paradas fueron la clave para que los valencianistas acabaran ganando por 0-1 en Gijón, y el domingo el club anunciaba la renovación del guardameta hasta 2018. De momento, el entrenador Nuno Espírito Santo ya ha avanzado que piensa darle continuidad hasta recuperar a Ryan.