2015/11/10

Serbia y España se alegran de que Kosovo quede a las puertas de la Unesco

El rechazo por tres votos de la adhesión de Kosovo a la Unesco como Estado miembro suscitó la alegría de Serbia, que la consideró «una gran victoria», y del Estado español. Pristina, por su parte, anunció que continuará intentado formar parte de organismos de la ONU.

GARA|parís
1110_mun_kosovo

Serbia celebró ayer que la Conferencia General de la Unesco rechazara aceptar a Kosovo como miembro, mientras que las autoridades kosovares anunciaron que seguirán con sus esfuerzos para formar parte de los organismos internacionales.

«Esta es una gran victoria de Serbia», declaró el ministro de Exteriores, Ivica Dacic, en rueda de prensa en Belgrado, a la vez que pidió que «el diálogo quede como la única forma de solución de los asuntos en litigio».

A su vez, el Gobierno español se congratuló de que «se haya cumplido la legalidad internacional». Kosovo, que declaró unilateralmente la independencia en 2008, fracasó por tan solo tres votos en su intento de acceder como Estado miembro de la Unesco y aumentar su reconocimiento internacional. La demanda de adhesión recibió 92 votos de los 142 emitidos por los miembros de ese organismo, lo que no alcanza la mayoría de dos tercios (95) requerida. 50 estados votaron en contra y 29 se abstuvieron.

«Hoy, la justicia y los principios han sido más fuertes que las presiones, campañas y chantajes de aquellos que han insistido (...) en introducir a Kosovo en la Unesco», añadió Dacic, que pidió a Pristina que entienda que «no hay solución duradera de los problemas sin Serbia». «Se trata de una victoria justa y moral lograda en condiciones casi imposibles», se felicitó el presidente serbio, Tomislav Nicolic. «Nadie puede humillar a Serbia», insistió el primer ministro, Aleksandar Vucic.

Por su parte el viceministro kosovar de Asuntos Exteriores, Petrit Selimi, indicó que «es un pequeño revés en un largo camino». «El destino de Kosovo no puede ser parado y seguiremos optando a formar parte de organizaciones de la ONU», opinó el ministro de Exteriores kosovar, Hashim Thaçi.

MOSCÚ Y EEUU


&dcTwo;Rusia había considerado «inaceptable» y «peligrosa» la candidatura de Kosovo, mientras EEUU, que reconoce su independencia, la apoyaba.