GARA
BILBO

Troche, toda una vida visibilizando a la mujer en la industria del cine

El festival de cine gaylesbotrans de Bilbo, Zinegoak, otorgó ayer, en su decimotercera edición, su premio honorífico a la directora, productora y guionista Rose Troche (Chicago, 1964), por «visibilizar el trabajo de las mujeres en una industria muy masculina». «Rose pone a través de lo audiovisual una piedrita más en la construcción de la identidad lésbica, creando un espacio donde la mujer lesbiana es una mujer normal y corriente», apuntaron desde el festival.

gara-2016-02-22-Noticia

La directora, productora y guionista Rose Troche (Chicago, 1964) recibió ayer por la noche el premio honorífico de Zinegoak por su labor en visibilizar el trabajo del colectivo gaylesbotrans. En la rueda de prensa anterior a la entrega del premio, el director del certamen, Pau Guillén, mostró su «orgullo y emoción profunda» por entregar este premio a Troche: «Rose pone a través de lo audiovisual una piedrita más en la construcción de la identidad lésbica, creando un espacio donde la mujer lesbiana es una mujer normal y corriente, lo que supone un soplo de aire fresco para muchas, que encuentran así referentes donde mirarse», apuntó Guillén sobre el trabajo de Troche.

Nacida en una familia de origen puertorriqueño, decidió dedicarse a hacer películas tras visionar, según confesó, el filme “Life Out Of Balance”, momento a partir del cual comenzó hacer cortos experimentales «de formar natural», que le llevaron en 1994 a dirigir su primera película, “Go Fish”. La cinta, que «se convirtió sin quererlo en un referente para muchísima gente», según Guillén, está basada en las propias experiencias vitales de Troche, y «culturalmente era necesaria en ese momento», aseguró la galardonada. «Cuando hice ‘Go fish’, no tenía ni idea de cómo funcionaba la industria del cine, simplemente tenía una voz y quería que fuera oída», explicó la guionista.

A sus espaldas caben títulos como “Bedrooms and Hallways” o “The safety of Objects”, pero es la pequeña pantalla la que le ha granjeado el reconocimiento del gran público, especialmente la serie “The L Word”, que narra la vida de un grupo de lesbianas en California mientras se «intenta mostrar una realidad a la que aspiran las lesbianas», sostuvo Troche.

La repercusión de la serie, que «contribuyó a derribar muchos tabúes en la industria del entretenimiento», sorprendió a la propia Troche, que «nunca» pensó que esa representación «tan particular» que hacían de su propia comunidad pudiera tener tal éxito mundial. Troche también mostró su decepción por cómo funciona hoy en día el sistema de la industria audiovisual, donde «hay que tener todo un complejo de éxito previo (Facebook, Instagram...) antes incluso de tener la propia pieza que vas a crear», afirmó. En este sentido, la directora cree que «lo mejor de uno mismo sale de una parte pura y todo eso pervierte que ello pueda salir».

Precisamente esta percepción que tiene Troche de «cómo funciona el sistema» será el tema que refleje en su próximo proyecto de ficción experimental, según comentó. Adelantó que prevé volver a Bilbo y «escribir un guión», pues «existe mucha creatividad en la ciudad».

Roche ha participado también como directora en otras series de éxito como “Ley y Orden”, “A dos metros bajo tierra” o “Ugly Betty”, si bien sus últimos trabajos en el cine tienen más que ver con su faceta de productora, como el filme “Concussion”, cuya producción le llevó en 2013 a ganar su segundo Teddy Award en la Berlinale, tras el conseguido con “Go Fish” en 1994.

«Creo el secreto es la capacidad de adaptarse y estar en diferentes campos», concluyó la premiada, que recogió personalmente el galardón durante la gala de inauguración del festival que se celebró ayer en el Teatro Arriaga.