Iñaki IRIGOIEN
BELFAST
Elkarrizketa
MARY ELLEN CAMPBELL
VICEALCALDE DE BELFAST Y MILITANTE REPUBLICANA

«Quisiera trabajar con unionistas gais en temas de igualdad»

Mary Ellen Campbell es desde hoy la primera persona del colectivo LGBT en acceder a un cargo institucional en el Ayuntamiento de Belfast al pasar a ser vicealcalde de la ciudad. Orgullosa de ser republicana, confiesa que le gustaría trabajar con gays unionistas.

gara-2016-05-31-Entrevista

Concejal por el distrito electoral del norte de Belfast desde 2010, el 1 de junio se convertirá en la primera persona del colectivo LGBT en acceder a un cargo institucional en el Ayuntamiento de Belfast al pasar a ser vicealcalde de la ciudad. Su militancia republicana se remonta a los años 1970, la cual posteriormente le llevó a cumplir una sentencia de cuatro años en prisión.

Va a acceder al cargo de vicealcalde de Belfast en un año de tremenda relevancia histórica en Irlanda.

Es el momento correcto, en el centenario del levantamiento de 1916. Nosotros, los republicanos, creemos en la declaración que se hizo en aquel momento. Debe ser más que un simple documento pegado a la pared. Nosotros lo vivimos a diario. Pienso que el hecho de que mi partido me haya propuesto para este puesto es una defensa de los valores de la declaración de 1916.

Republicana, mujer, expresa, gay… Unas cuantas etiquetas y cada una de ellas tiene su grupo de detractores. ¿Cómo se ve confrontando esos grupos?

Todo eso y... de clase trabajadora. La verdad es que la manera de hacerles frente va a ser la misma que he aplicado toda mi vida: cuestionaré la intolerancia allí donde la encuentre independientemente de que sea dirigida hacia mí o no. Detesto el sectarismo, detesto el racismo, detesto la homofobia, creo que como republicana van en contra de todo en lo que creo. Creo que va a haber gente que no va a estar contenta con mi nombramiento como vicealcalde, pero ese es su problema, no el mío. Yo voy a estar ahí para hacer mi trabajo, para trabajar por la gente de Belfast, y la visibilidad es una parte muy grande e importante de mi labor.

Pero algunos tendrán problemas…

Ese no es mi problema, ese es su problema. Yo estoy ahí para cumplir una función, para hacer un trabajo, para servir a los ciudadanos de Belfast. Voy a ser muy honesta contigo. La única cosa que soy y por la que estoy orgullosa es ser una activista republicana. Todas las otras etiquetas… Soy una activista republicana primeramente, por encima de todo lo demás.

Vicealcalde. ¿No es solo un nombre pomposo para un cargo sin ningún poder real?

Como cualquier otro cargo, todo depende de lo que hagas con él. Mi intención es la de usarlo para aumentar la visibilidad para el colectivo LGBT. La visibilidad es muy importante porque rompe con el aislamiento y el aislamiento cría homofobia. Para el colectivo gay joven y no tan joven es importante que se vea que existen personas relevantes en las que puedan sentirse reflejados. Cuando yo era una joven republicana me inspiraba en republicanos mayores que yo. Lo mismo ocurre con el colectivo LGBT. Es importante que tengan ejemplos de gente de su misma comunidad en los que poder inspirarse.

Tan pronto como se mencionó su nombre como posible vicealcalde y el hecho de que era gay, surgieron voces que protestaban por el hecho de que se mencionara su carácter de persona homosexual.

Una parte de mí piensa que es una locura que en 2016 estemos hablando de esto como novedad. Yo espero ver el día en que el hecho de ser gay no signifique nada remarcable, que sea algo normal, porque ese día disfrutaremos de igualdad real.

La reacción por parte de la inmensa mayoría ha sido positiva, si bien es verdad que se han dado algunos comentarios negativos. Desgraciadamente en 2016 todavía queda gente que nos dice que tenemos que seguir siendo invisibles. La discriminación contra la comunidad LGBT se ha traducido en problemas mentales y emocionales, y por eso es tan importante la visibilidad. Por eso voy a usar este año para ello. Tenemos que ser visibles de manera que podamos romper las barreras que mantienen encerrados a otros, confrontar la homofobia. Me encanta mi ciudad y mi país; Belfast para mi es la mejor ciudad del mundo y su gente, extraordinaria, pero queremos que nuestra ciudad crezca y sea una ciudad mejor para todos sus habitantes, incluidos los que están llegando ahora. ¿Y cómo logramos eso? Siendo una ciudad de acogida para aquellos que llegan pero también necesitamos acoger a aquellos que viven en la ciudad, a todos, aceptándonos entre nosotros. Cuando hablo de una ciudad de iguales, digo lo que pienso, a mí no me va la retórica, yo asumo que mi trabajo es que todo el mundo tenga el mismo acceso a los servicios que les corresponden. Yo lucharé por que eso sea así, ya que para mí esa es la definición de activista.

¿Existe algún colectivo con el cual tendría problemas a la hora de trabajar?

Yo soy una republicana irlandesa, estoy segura de mis convicciones políticas, segura de quién soy, no necesito permiso de nadie para ser quien soy. Por eso mismo, porque estoy segura, no miro a nadie con desdén a no ser que sea un intolerante; si es un intolerante, me enfrentaré a él. Independientemente de que seas hetero, gay, unionista, protestante, católico, republicano, nacionalista o cualquier otra casilla en la que quieras incluirte, eso no hace ninguna diferencia en cómo te voy a tratar, y no me va a ofender porque yo estoy segura de quién soy. Ahora, si eres un intolerante, o estás maltratando a alguien por su religión, raza, género u orientación sexual... eso me ofende y voy a enfrentarme contigo.

¿Cómo es la situación de la comunidad gay en el norte de Irlanda?

Hay homofobia, eso no se puede negar. Por ese mismo motivo es importante salir y aceptar la responsabilidad que ello conlleva. Eso ayuda a combatir la homofobia. Gente joven y no tan joven están siendo víctimas de crímenes de odio y nosotros tenemos que confrontarlo. Todo el mundo. No es solo mi trabajo el defender a gente; todo republicano debe defender a aquellos que están siendo discriminados, independientemente de su raza, religión, genero u orientación sexual.

Ya sois tres concejales abiertamente gais en el Ayuntamiento de Belfast.

Así es, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Yo fui la primera cuando accedí al Ayuntamiento en 2010, y tras los últimos comicios en 2014 pasamos a ser tres tras la elección de Julie-Anne Corr, del Progresive Unionist Party, y de Jeff Dudgeon, del Ulster Unionist Party.

Siendo los otros dos concejales abiertamente gais pertenecientes a partidos unionistas, ¿se puede esperar que trabajen juntos en temas relacionados con la igualdad?

Por supuesto. Lo que hace de Belfast una ciudad tan maravillosa es la diversidad de su gente. Yo soy republicana y pienso que mi posición política es la correcta, pero no por ello voy a denigrar la posición política de otros. Respeto su posición política y el mandato que han recibido por parte de los electores. Me encantaría que vinieran a trabajar conmigo en temas de igualdad. Les he hecho una oferta al respecto en el pasado.

¿Cree que podrá llegar a los ciudadanos unionistas?

Espero que la gente me acepte y creo que finalmente lo harán si hago un buen trabajo. Ese es mi plan. Yo adopto siempre los valores republicanos en cualquier puesto al que accedo; mi principal tarea es ser miembro de mi familia y una activista republicana. Tengo seis hermanas y cuatro hermanos mayores, me hubiera encantado que mis padres todavía vivieran, especialmente mi padre, porque él trabajó en el Ayuntamiento como ujier y seguramente hubiera estado muy orgulloso de mí. Él conocía mi trabajo por la comunidad y por el movimiento republicano y estaba muy orgulloso de ello. Creo que ahora también lo estaría.