I.B.
GASTEIZ

Lakua dice que renuncia al «fracking» como le obliga la ley

El Gobierno de Lakua ha descartado el uso del «fracking» en su estrategia energética para los próximos años, pero matiza que seguirá «en la linea de lo desarrollado en los últimos años» y siempre en función de la legislación vigente. Una legislación que está recurrida.

gara-2016-07-07-Noticia

La consejera de Desarrollo Económico y Competitividad de Lakua, Arantza Tapia, anunció ayer que la Estrategia Vasca de Energía 2016-2030 recoge la renuncia del Ejecutivo a utilizar el «fracking» para extraer gas porque, arguyó, a «día de hoy» no hay garantías de que esta técnica sea respetuosa con el medio ambiente. Lo cierto, sin embargo, es que es la Ley 6/2015 la que impide el uso de la fracturación hidráulica para la obtención de gas, y que es en virtud de esa norma que Lakua ha adoptado esta decisión. Así lo admite, de hecho, en el borrador de Estrategia Energética fechado el pasado mes de diciembre.

Asimismo, en el resumen de prensa difundido tras la comparecencia, se señala que «en línea con lo que se ha desarrollado en los últimos años, se continuará con la realización de estudios, trabajos y análisis necesarios para tratar de conocer la presencia de potenciales recursos de gas natural, siempre dentro del marco de la legislación vigente». Un marco configurado por la citada ley, que, por otra parte, ha sido objeto de recurso por el Gobierno español, de forma que en caso de que el Tribunal Constitucional dictaminara a favor de Madrid ese «marco de la legislación vigente» sería sustancialmente diferente al actual. De hecho, el TC ya admitió a trámite en mayo el recurso del Gabinete de Rajoy y suspendió cautelarmente algunos artículos.

La «ley de medidas adicionales de protección medioambiental para la extracción de hidrocarburos no convencionales» fue aprobada con los votos de EH Bildu, PSE y PP, mientras que el PNV se abstuvo, igual que el parlamentario de UPyD. Los jeltzales apostaron entonces por una moratoria de cinco años en el uso de esa técnica.

Sin credibilidad para EH Bildu

En esta tesitura, EH Bildu consideró ayer que Lakua «carece de credibilidad cuando asegura que no va a utilizar la técnica del fracking para la extracción de gas natural», y sostuvo que «si de verdad quieren ser creíbles, lo que tienen que hacer es cerrar SHESA, la empresa pública que crearon para promover el fracking, y renunciar a los permisos de exploración que contemplan el uso de esa técnica».

En una nota de prensa, el parlamentario Dani Maeztu apuntó que «Arantza Tapia no dice toda la verdad y está tratando de confundir a la opinión pública, ya que el Gobierno de Urkullu mantiene vigentes los permisos de exploración que posibilitan la utilización del fracking en Araba y Burgos». Por lo tanto, añadió, «si de verdad quiere que todo el mundo crea sus palabras contra el fracking, el Gobierno vasco lo tiene realmente fácil: le basta con cerrar la empresa pública que se dedica al fracking y renunciar a los permisos que prevén recurrir a esa técnica». Maeztu recuerda que «eso es lo que EH Bildu le ha exigido una y otra vez, pero la respuesta, una y otra vez, ha sido negativa, algo que no debe sorprender a nadie porque cuando el Parlamento aprobó la ley contra el fracking el PNV se negó a apoyarla».