2016/07/08

Lakua ha adelantado ya más de mil millones al TAV que Madrid no paga

El informe del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas de 2014 recoge que hay al menos 227 millones de euros que Madrid debía haber pagado a Lakua vía compensación de Cupo por las obras del TAV y que están sin cobrar. Se suman a los 851 pendientes del periodo 2011-2013. En total, 1.078 millones no cobrados todavía de los 1.356 gastados ya por Lakua.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0708_eg_tvcp

A 31 de diciembre de 2014 el Gobierno de Lakua había gastado 1.356 millones de euros en las obras del ramal guipuzcoano de la llamada “Y vasca”. Se supone que ese dinero es luego revertido por la Administración del Estado a través de la compensación del Cupo. Sin embargo, Madrid dejó de pagar en 2011 y desde entonces acumula ya una deuda de 1.078 millones de euros. Pese a ello, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu sigue adelante con las obras que puede (cuatro tramos están paralizados) y sigue gastando dinero que luego no cobra.

Ha sido el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas quien ha vuelto a poner el dedo en la llaga en el “Informe de fiscalización de la Cuenta de la Administración General de la Comunidad Autónoma del País Vasco” correspondiente a 2014. En la página 83 se detalla que el concepto de «transferencias de la Administración del Estado el importe registrado corresponde a ingresos pendientes de cobro, vía compensación de Cupo, para financiar las obras de la Nueva Red Ferroviaria en el País Vasco». Esos pagos no realizados afectan a un presupuesto definitivo de 350,7 millones de euros, de los que 226,9 son ya «derechos reconocidos».

Pero el informe del TVCP añade que «además está pendiente de cobro por este concepto un importe de 637,3 millones de euros correspondiente a los ejercicios 2012 y 2013». Y si se repasa la documentación de ejercicios anteriores, el mismo tribunal ya dejó constancia de que también estaban todavía sin pagar otros 213,2 millones de euros de las obras del TAV realizadas en Gipuzkoa en 2011.

2011 es precisamente el año en el que Madrid deja de hacer frente a los pagos de las obras efectuadas por Lakua en la “Y vasca”. Según informó GARA en abril de 2014, pese a que el Departamento de Hacienda pretendía que los datos fueran secretos, de los 218,3 millones de euros adelantados aquel año por el Ejecutivo autonómico, el Estado solo devolvió 32 millones. Desde entonces no ha pagado ni un solo euro más.

Lakua no ve problema

La deuda de 1.078 millones de euros está fijada a 31 de diciembre de 2014. Faltan por tanto las decenas de millones gastados durante 2015 y en lo que llevamos de 2016. El presupuesto actual del ramal guipuzcoano de la “Y vasca” es de 1.813 millones de euros y están en tramitación modificaciones de proyectos en tres tramos que suman otros 34,8 millones más.

Pese a que la deuda sigue creciendo, la explicación ofrecida en su día al Parlamento por el consejero autonómico de Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, sostiene que no hay ningún problema, puesto que Madrid ha aceptado las certificaciones de obra y, por tanto, no hay discrepancias sobre las cantidades a pagar. La cuestión estriba en que los desacuerdos sobre el Cupo «generan diferencias en los flujos financieros entre las administraciones públicas vascas y las del Estado».

 

Pescozón del TVCP al Departamento de Ana Oregi

El informe del Tribunal Vasco de Cuentas Públicas afea a la consejera de Medio Ambiente y Política Territorial, Ana Oregi, que autorizó la continuidad provisional de las obras en tres tramos de la “Y vasca” «mientras se redactaban los proyectos modificados de las obras de referencia» y «a 31 de diciembre de 2014 no consta la aprobación técnica de los proyectos ni la de los expedientes de modificación, de acuerdo con los plazos establecidos» en la legislación vigente.

En su defensa, el Ejecutivo autonómico alega que la complicada tramitación de este tipo de expedientes hace que no esté en sus manos poder cumplir los plazos. El Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial recuerda que los convenios firmados con el Ministerio de Fomento para la encomienda del tramo guipuzcoano hacen que las modificaciones del proyecto tengan que pasar por el doble filtro de Lakua y de Madrid, por lo que un trámite que si estuviera solo en manos de una administración tendría un recorrido de seis pasos, en este caso tiene que pasar por once.

Las explicaciones no han impedido que el TVCP deje constancia en su informe de este incumplimiento de la ley.I.I.

1.356 millones

> Es la cantidad que hasta el 31 de diciembre de 2014 había gastado el Gobierno de Lakua en las obras del ramal guipuzcoano del TAV, que es la que tiene encomendada. Faltan las decenas de millones de 2015 y 2016.

1.853 millones

> Es el presupuesto con el que en este momento está trabajando ya el Gobierno de Lakua. El presupuesto de adjudicación fue de 1.575 millones, que se han encarecido en 278 más, un 17,65%.

81,1%

Es lo que la Aministración del Estado le debe al Gobierno de Lakua por esas obras. En 2011 dejó de hacer las compensaciones vía Cupo y hasta esa fecha no había pagado más que 255 millones, apenas un 18,9% de los 1.356 millones gastados.