2016/08/05

Araiz pide «valentía» para crear una nueva banca pública en Nafarroa

El líder de EH Bildu en Nafarroa, Adolfo Araiz, celebró ayer que el Gobierno diera cumplimiento al compromiso de estudiar la viabilidad de un banco público. Considera que los parámetros desde los que parte el informe tienen sus carencias, pero entiende el estudio como el primer paso de un proceso que requerirá de «altura de miras». Otros agentes, como ELA y Batzarre, se sumaron al debate sobre la conveniencia o no de construir un banco público navarro.

Aritz INTXUSTA|IRUÑEA
0805_eko_araiz

EH Bildu entiende que el informe que el Gobierno navarro ha solicitado para explorar las posibilidades que existen actualmente para reconstruir una banca pública en Nafarroa «tiene que constituirse en un primer paso de un debate y toma de decisiones posterior». Según señaló Adolfo Araiz, el resultado del informe servirá de base para poder tomar una decisión que será necesariamente política, por lo que avanza que será necesario tener valentía y ambición.

Araiz ve inconvenientes en algunos de los parámetros que ha marcado el vicepresidente económico, Manu Ayerdi, a la hora de realizar el estudio. Se mostró crítico en el sentido de que se centren las entrevistas a actores del ámbito empresarial. «Creemos que el informe debe ser ampliado, y para ello hay posibilidades, con una perspectiva más social», puntualizó.

Desde EH Bildu se subrayó que el informe «debe tener la suficiente amplitud de miras y ambición como para que, a priori, no se descarte ninguna posibilidad de actuación futura». Por otra parte, Araiz quiso poner en valor que se realice por primera vez «un estudio sobre la situación financiera de la economía navarra, tanto del sector privado, como del público».

ELA también ha intervenido en este debate. El sindicato defiende con rotundidad la necesidad de recuperar una banca pública para Nafarroa, por lo que también señala que, a su entender, los parámetros del estudio pecan de falta de ambición. Además, acusa a Ayerdi de haber puesto un margen muy estrecho para la concesión del concurso público (estará abierto solo durante agosto) y de centrar el objetivo del mismo en la financiación a empresas. También critica que los requisitos para los licitadores lo van a dejar en manos de grandes empresas de consultoría. En este sentido, aunque ELA valora como una buena noticia el estudio, lo considera «sesgado» a la par que defiende «una entidad financiera pública que limite el poder de los grandes bancos».

Batzarre también hizo público ayer un comunicado en el que considera que el proyecto para reconstruir una banca pública para Nafarroa ha de ser «ambicioso, independiente y con la mirada puesta en nuestra tierra». Además, propone que los recursos de la Fundación CAN (que posee el 1% de las acciones de Caixabank) puedan servir como capital para una eventual banca pública foral.

Ayerdi pretende elevar el emprendimiento un 25%

El vicepresidente económico, Manu Ayerdi, presentó ayer el borrador de un plan para fomentar la creación de empresas en Nafarroa. Este plan nace con el objetivo general de elevar en tres años la tasa de «actividad emprendedora» desde el 3,9% actual hasta el 5%, así como trabajar para que las nuevas empresas que se creen sean las que tengan un mayor índice de longevidad. El plan estará centrado en favorecer las empresas de innovación y en lo que denomina «especialización inteligente». Asimismo, el proyecto incluye iniciativas de apoyo a sucesiones y reconversiones de empresas que pasan actualmente por dificultades. En cuanto a legislación y a medidas fiscales, el plan será continuista con las que figuraban en el marco anterior, que se fijó en 2013 y cuya validez venció el año pasado. No obstante, algunas de aquellas medidas se van a eliminar, como es el caso de la bonificación para conseguir inversores, ya que en todo el tiempo que estuvo en vigor el anterior plan tan solo se acogieron a ella siete beneficiarios.

ESCENARIOS


El informe que ha encargado el Gobierno incluye un estudio comparado de los actuales formatos de banca pública que existen en Europa y debe presentar varias alternativas teniendo en cuenta el marco económico y legal.