Agustín GOIKOETXEA
REPRODUCCIÓN DEL CARTEL DE 1978

HOMENAJE A JUAN CARLOS EGUILLOR AL SON DEL «PASODOBLE ABERTZALE»

EL DESCUBRIMIENTO DE UN MURAL EN EL ARENAL, EN EL EDIFICIO DE LABORAL KUTXA, QUE REPRODUCE EL PRIMER CARTEL DE ASTE NAGUSIA, SIRVIÓ AYER PARA REIVINDICAR A SU AUTOR, JUAN CARLOS EGUILLOR, Y TODOS AQUELLOS QUE HICIERON POSIBLES LAS PRIMERAS FIESTAS POPULARES EN 1978, «QUE DEJARON ATRÁS DÍAS GRISES Y PROVINCIANOS».

gara-2016-08-23-Crónica

Acto emotivo el vivido ayer en el corazón de Aste Nagusia, donde gracias a una grupo de amigos del artista Juan Carlos Eguillor, fallecido en 2011, se descubrió una reproducción en cerámica del cartel que anunció las primeras fiestas populares de Bilbo. Estas personas, agrupadas en el colectivo ‘‘Perro Chico, Eguillor eta abar’’, pretenden en una segunda fase instalar en el Casco Viejo un gran mural con más legendarias viñetas, para lo que venden unas baldosas conmemorativas.

Desde la cofradía promotora agradecieron el apoyo del Consistorio y otras entidades, al tiempo que reivindicaron los valores que hicieron posible Aste Nagusia. Sus amigos definieron a Eguillor como «uno de los grandes nombres» de la villa. «Un bilbaino del mundo, nacido accidentalmente en Donostia, que supo sacar punta al Botxo con su mirada escéptica, tierna y cruel», explicaron sobre el «padre» de personajes como Miss Martiartu y Mari Aguirre.

Su hermana, Carmen, dijo sentirse «emocionadísima» por el homenaje, que se suma al que realiza un año más Bilboko Konpartsak, con la edición de 10.000 pañoletas con el diseño original que hizo Eguillor hace 39 años.

Recreación

Pero el acto no iba a quedar en el simple descubrimiento de la placa por parte de Carmen Eguillor y el alcalde. Además de los discursos, gracias a Jesús Castroviejo y Nati Ortiz de Zarate, se realizó una recreación de los personajes que componen el cartel, ahora convertido en emblemático mural y nuevo icono de Aste Nagusia.

De repente aparecieron varias parejas bailando, un baserritarra, tres cabezudos, un dantzari y un txistulari, principal protagonista de aquel primer cartel, y con ellos, otro artista vinculado a aquellos años, José Antonio Nielfa, La Otxoa, que interpretó como lo hacía entonces en las txosnas el popular ‘‘Pasodoble abertzale’’, cuya letra compuso el propio Eguillor.

Con un traje de flamenca, como en el cartel, micrófono en mano, La Otxoa comenzó a entonar el estribillo: ‘‘Gudari, ay mi gudari, tú eres lo más abertzale que pude encontrar fuera de Euskadi; tú serás mi pelotari, dueño de mi corazón; gudari, ay mi gudari de mi querer, me muero porque me muero en tus brazos de aizkolari’’. Al tener algún problema con el play back, ya que no se correspondía con la versión original, Nielfa comenzó a cantar a capella, ganándos la ovación del público.