2016/11/17

Otra orden de prisión tras presentarse tres veces en los juzgados

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ordenó ayer el ingreso en prisión de Adur Ramírez, vecino de Altsasu que se presentó voluntariamente tres veces ante los tribunales. Son siete los encarcelados por la trifulca.

Martxelo DÍAZ|IRUÑEA
1117_eg_altsasu

La juez de la Audiencia Nacional española Carmen Lamela ordenó ayer el ingreso en prisión de Adur Ramírez por un delito de «terrorismo» en base al cuestionado artículo 573 del nuevo Código Penal, tras la trifulca del 15 de octubre en Altsasu. Al igual que sucedió con los seis anteriores, Lamela asumió la petición fiscal de ingreso en prisión debido a un eventual «riesgo de fuga» a pesar de que todos ellos han comparecido en los juzgados de Iruñea en relación a estos hechos. Además, dejó en libertad con medidas cautelares a Aritz Urdangarin, contra quien no existía orden de detención previa y que también se presentó voluntariamente.

En el caso de Ramírez, su ingreso en prisión se produjo después de que compareciera por tercera vez en los tribunales. Se presentó voluntariamente ante la juez de Instrucción número 3 de Iruñea, María Paz Benito, pero no pudo prestar declaración porque la magistrada libraba ese día, aunque hizo constar, como sus compañeros, su voluntad de hacerlo. La segunda comparecencia en los tribunales se produjo este lunes, cuando fue voluntariamente a la Audiencia Nacional tras conocer la detención ordenada por Lamela.

Ayer se presentó por tercera vez voluntariamente y fue encarcelado arguyendo «riesgo de fuga». Su letrada, Amaia Izko, mostró su incredulidad por los argumentos empleados y destacó que «solo un tribunal como la Audiencia Nacional puede decir que Adur ha venido a declarar por su propio pie porque quería escaparse».

La Audiencia Nacional albergó ayer también una rueda de reconocimiento, en la que los agentes y sus novias confirmaron la identificación de los siete vecinos de Altsasu que actualmente están en prisión, mostraron sus dudas sobre las dos mujeres a las que se les han impuesto medidas cautelares y no pudieron acreditar que la décima persona, que ayer quedó en libertad, participara en la trifulca del 15 de octubre.

Las primeras identificaciones de los participantes en la reyerta –que ayer se confirmaron en parte– fueron realizadas en el cuartel de la Guardia Civil de Altsasu, tomando como referencia un archivo fotográfico en el que aparecen vecinos de Altsasu vinculados a actividades legales como su participación en movilizaciones a favor de los presos, según consta en el atestado del instituto armado.

La identificación es la única prueba de cargo que existe contra los vecinos de Altsasu, ya que no se han aportado grabaciones de los hechos ni otro material gráfico. El testimonio de los guardias civiles y sus novias de unos hechos que ocurrieron de madrugada en la calle es lo que mantiene a estos jóvenes en prisión.

Los diputados de EH Bildu Marian Beitialarrangoitia y Oskar Matute acudieron ayer a las puertas de la Audiencia Nacional para mostrar su apoyo a los detenidos y a sus allegados que se habían desplazado a Madrid. Además, comparecieron ante los medios de comunicación para calificar de «desproporcionado y bestial» que una trifulca de bar acabe en una causa por «terrorismo».

Desmilitarización

«Con situaciones como ésta lo que pretenden es que el debate sobre la desmilitarización de nuestro pueblo no se dé. Y lo hacen como el Estado español sabe hacer las cosas, a través de las vías punitivas, de la represión, de medidas que cercenan la democracia», declaró Matute ante el tribunal especial.

Eleak, por su parte, reclamó la marcha de la Guardia Civil de Euskal Herria además de la desaparición del ordenamiento jurídico de las herramientas de excepción desarrolladas durante décadas de conflicto armado, entre las que citó los tribunales de excepción, las leyes «antiterroristas» o la incomunicación.

 

«Altsasu», lema de la movilización del próximo día 26

«Altsasu» será el lema de la movilización que tendrá lugar el próximo 26 de noviembre en esta localidad de Sakana y que ha sido convocada por el Ayuntamiento, familiares de los detenidos y vecinos, según informó el medio local “Guaixe”. Todos los partidos con representación en Altsasu excepto UPN han apoyado la convocatoria, aunque los ediles del PSN lo han hecho a título personal. Esta movilización se anunciará en una comparecencia masiva que tendrá lugar este sábado en el centro cultural Iortia.

Asimismo, ayer al mediodía tuvo lugar, en el Mercado de Altsasu, una nueva concentración para denunciar lo sucedido, en la que participaron unas 70 personas. Otra movilización tuvo lugar el martes por la noche en Altsasu, en la que se reunieron cientos de personas y los allegados de los encarcelados portaron la pancarta. Posteriormente, se celebró una asamblea informativa. Horas después, partió un autobús desde Altsasu a Madrid para acompañar a quienes debían presentarse en la Audiencia Nacional y mostrar su solidaridad y apoyo a los encarcelados. Asimismo, llamaron a mantener el pulso movilizador los próximos días.GARA