2016/11/29

El caso de Altsasu se tratará en sesión parlamentaria

Familiares de los jóvenes procesados tras la trifulca de Altsasu participarán el próximo viernes, día 2, en una sesión de trabajo en el Parlamento de Iruñea. Así lo decidió ayer la Mesa y Junta de Portavoces de la Cámara a petición de los cuatro grupos que sostienen el Gobierno. UPN, PSN y PP criticaron la presencia de una representación del Ejecutivo en la marcha del sábado en Altsasu, y Koldo Martínez aclaró que «no fuimos a pedir la libertad de nadie».

GARA|IRUÑEA
1129_eh_parlamento1

El Parlamento de Iruñea acogerá el viernes una sesión de trabajo a la que asistirán familiares de los jóvenes procesados tras la trifulca de Altsasu. Así lo decidió ayer la Mesa y Junta de Portavoces a petición de los cuatro grupos que sostienen el Gobierno. Por su parte, y con los ecos de la multitudinaria manifestación del sábado aún presentes, los portavoces de UPN, PSN y PP coincidieron en criticar la presencia en la marcha de una representación del Ejecutivo.

Así, Carlos García Adanero (UPN) afirmó que su grupo no tiene «ningún inconveniente» en que comparezcan los familiares, pero sostuvo que la presencia de una representación del Ejecutivo «no es acertada porque en esa manifestación se pedía la libertad de los detenidos». «No parece muy lógico que el Gobierno de Navarra, en una situación en la que se produce una agresión, esté del lado de los que agreden y no de los agredidos. Yo creo que no hay más que hablar, es ver los hechos y que cada uno juzgue», añadió.

En la misma línea se expresó Ainhoa Unzu, del PSN, quien dijo que su grupo no se niega a que comparezcan los familiares de los procesados. «Todo lo contrario –precisó–, aquí escuchamos a todo el mundo y para eso estamos». No obstante, se mostró disconforme con la participación de una representación del Gobierno en la movilización porque, según dijo, «creemos en la separación de poderes». «Pertenecemos al ámbito político y no se puede mezclar con el ámbito judicial, argumentó.

La portavoz del PP, Ana Beltrán, consideró igualmente «inapropiado» que acudiese a Altsasu una representación del Ejecutivo y la presidenta del Parlamento. «Son dos cargos institucionales que no tenían que haber acudido en ningún momento a una manifestación que no tenía otra pretensión que buscar la libertad de los detenidos, en una clara violación del Estado de Derecho y de no respeto a la separación de poderes». Además, acusó a los cuatro socios que sustentan el Gobierno del cambio de «estar alimentando» este asunto al proponer una sesión de trabajo con los familiares de los procesados.

«No son delito de terrorismo»

El portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, defendió la presencia del Gobierno en la marcha y reiteró que su grupo «condena la agresión a los agentes y se solidariza con ellos», pero exigió, «junto con una riada de personas que se manifestaron en Alsasua, que esos delitos no sean calificados como terrorismo».

«Fue una manifestación silenciosa y es de agradecer que todos guardáramos un exquisito silencio, que fue un grito desgarrador en contra de que los actos, que los condenamos, sean calificados como de terrorismo. No fuimos allá a pedir la libertad de nadie –insistió– sino a decir que esos actos que cometieron al parecer las personas encausadas no son delito de terrorismo»,

En nombre de EH Bildu, Adolfo Araiz sí pidió la puesta en libertad de los jóvenes que se encuentran en prisión provisional, tras mostrar su desacuerdo con «el despropósito jurídico y político sobre este tema en la Audiencia Nacional».

También se refirió a la sesión de trabajo del próximo viernes en el Parlamento con los familiares de los procesados para «escuchar sus peticiones, reivindicaciones, manifestaciones y preocuapciones», y añadió que «habrá que ser receptivos» a las mismas.

José Miguel Nuin (I-E) pidió que el procedimiento judicial vuelva al Juzgado de Instrucción de Iruñea y afirmó que «no hay causas» para la prisión provisional de los detenidos. «Condenamos y rechazamos la agresión, pero nos parece un absoluto despropósito jurídico que se califique como acto de terrorismo estos hechos», remarcó.

La portavoz de Podemos, Laura Pérez, consideró «muy adecuado» que se pueda escuchar «la voz de los familiares, el sufrimiento que están padeciendo», y pidió que el caso se trate en el Juzgado de Iruñea. Además, apoyó «un juicio con todas las garantías, que se respete la presunción de inocencia y que se aplique el sentido común de forma que no puedan calificarse los hechos como terrorismo».

RESPUESTA


«No fuimos a Alsasua a pedir la libertad de nadie, sino a decir que esos actos que cometieron al parecer las personas encausadas no son delito de terrorismo», respondió Koldo Martínez a quienes criticaron la presencia del Gobierno.