Joseba VIVANCO
Athletic

Valverde dice adiós en un final de curso raro, raro, raro...

El técnico y el presidente Urrutia comparecen hoy a mediodía, tras anunciarse que no continuará en el club. Falta oficializar a Ziganda como su sustituto.

gara-2017-05-23-Noticia

«Lo más importante no es si vamos a ganar o perder, sino cómo lo vamos a afrontar y el resultado dependerá de esa actitud». El pan de cada día de Ernesto Valverde en estos cuatro años en su segunda experiencia en el Athletic de sus amores toca a su fin. Era un secreto a voces que ayer tarde el club confirmó.

A eso de las 8 de la tarde, veintitantos grados en Bizkaia, terrazas y parques atestados, como Mariano Rajoy queriendo prestar declaración a finales de julio y por teleconferencia. Casi con nocturnidad y alevosía. Pero sea como fuere, más allá de las formas y los tiempos manejados por los interesados, es oficial, Txingurri dejará de ser el entrenador del Athletic, el que era octavo técnico que más tiempo seguido llevaba en el mismo club en las ligas europeas. El entrenador con más partidos oficiales en la historia de la entidad bilbaina. Se va. Lo hará despidiéndose este mediodía, en San Mamés, acompañado de su buen amigo y presidente Josu Urrutia. Lo hará en un final de curso que el mismísimo ‘Papuchi’ hubiera calificado de raro, raro, raro... Por decir algo que aúne cualquiera de las muchas opiniones que circulan.

Era el comunicado de un final anunciado. Una decisión la de su despedida que se veía venir, seguramente por la difícil temporada de desgaste no solo en lo deportivo, sino también en su relación con los medios, balsa de aceite mientras todo fue bien hasta que al primer traspiés nada volvió a ser igual. Eso, la erosión de cuatro años, la oferta que tenga sobre la mesa... No parece que hoy vaya a anunciar su futuro, toda vez que el Barcelona, destino que le cuelga como una etiqueta desde hace tiempo, no anunciará al sustituto de Luis Enrique hasta después de la final de Copa. Si el azulgrana es el elegido, es evidente que Valverde no podía decir que no, en el momento seguramente exacto de su trayectoria profesional, y con la necesidad vital de probarse en uno de los grandes. Ley de vida, incluso para el Athletic.

El entrenador dejará un legado enorme. De resultados, como persona, como hombre de club, como athleticzale. Difícil que haya un entrenador mejor para el Athletic. Cuco Ziganda es su sustituto, aunque veremos si Urrutia no se enroca hoy por enésima vez en su exasperante silencio administrativo. Ayer, nada más saltar la noticia de la despedida, Wikipedia completaba al perfil del entrenador navarro con su nuevo cargo al frente del primer equipo.

Hoy es el día. Ernesto Valverde hablará, esperemos que sin omisiones ni ironías. Y que otro tanto haga el presidente. La espera lo merece.