2017/05/27

Katakrak publica un libro sobre la música de Nueva Orleans

«Sigue adelante» es un relato sobre Nueva Orleans con la música de las Brass Bands como protagonista. Un libro escrito por el antropólogo Matt Sakakeeny y traducido por Xabier Maeztu y Luis Soldevilla; músicos, apasionados activistas y cocineros de Katakrak. Con el prólogo de Fermin Muguruza empieza a sonar esta historia sobre raza, poder y música.

Patxi GAZTELUMENDI|IRUÑEA
0527_kul_kata

En la cocina de Katrakrak siempre suele haber alguna cazuela con un gumbo, unas alubias rojas con arroz, un pollo a la jamaicana, o un ajoarriero. A Xabier Maeztu y Luis Soldevila les gusta la cocina del atlántico y el cantábrico negros. «Luis y yo pasamos muchas horas juntos currando y compartimos canciones, lecturas, memes, ideas. Fruto de ese roce nos lanzamos a traducir juntos un libro sobre una de las ciudades que más nos apasionan», señala Xabier desde los fogones de la libreria y espacio social de Iruñea, que lleva publicados con este cuatro libros. Y avisan de que vienen muchos más.

No cabe duda de que en Iruñea existe un ambiente propicio. «La tarea de traducir es nueva para Xabi y para mí –manifiesta Luis–, que somos dos humildes cocineros. Siempre que nos preguntan respondemos que nuestro trabajo con el libro cobra sentido solo si lo entendemos como parte de un proceso de traducción más amplio y más coral». Luis se refiere a la traducción de «prácticas culturales y estéticas afrocaribeñas a la Iruñea de hoy, en el sentido primario de llevar de un lugar a otro, de conectar con lenguajes propios».

A día de hoy la capital navarra es una red bastante extensa de gente que está, «desde hace un tiempo, injertando en lo local esquejes muy locos de músicas tropicales y negras con intenciones explícita o implícitamente políticas», señala el cocinero traductor. «Si no es por esa red, Xabi y yo ni hubiéramos conocido el libro, nos lo descubrió Ion Celestino de la Broken Brothers Brass Band».

«Roll With It»

En su versión original el libro lleva el título “Roll With It”, escrito por el profesor universitario y antropólogo Matta Sakakeeny. Según Soldevila aporta «lo mejor de un periodista musical y lo mejor de un profesor universitario». «Buenas historias y capacidad de análisis. El libro está cargado de escenas que rebosan vida pero a la vez explica sistemáticamente qué está pasando con la ciudad de Nueva Orleans, dónde se genera la riqueza, quién se la queda, cómo se ordenan tanto los procesos de desposesión como de resistencia.

Xabier Maeztu analiza con interes lo que aporta este libro sobre Raza, poder y música en Nueva Orleans: «Siempre ha existido opresión, y siempre se han construido comunidades en torno a la cultura y muy en especial en torno a la música. Quizás un elemento nuevo sea la intensificación de ciertas prácticas. Como los procesos de gentrificación en una ciudad como Nueva Orleans. O la mezcla de una música casi decimonónica –una banda de viento metal– con los sonidos del hip-hop y el funk. El capitalismo va cada vez más acelerado».

A continuación. Xabier vuelve a acuñar un simil gastronómico para explicarnos lo que sucede al otro lado del Atlántico: «El gumbo es una receta cuya base es la roux una mezcla de harina y grasa a partes iguales. A partir de ahí añadimos caldo, verduras, carne. Pero hay un refrán que dice, ‘if there aint no roux, there aint no gumbo’ –si no hay roux, no hay gumbo–. Con la escena pasa un poco parecido, si no hay música no hay escena. Son uno de los ingredientes fundamentales para que la comunidad exista». «Puedes estar jodido, sin curro, sin casa. Pero tienes una second line a la que acudir. Esto no es escapismo, la música hace que la comunidad se siente orgullosa de sí misma, hace que genere un sentido. Y cuando una comunidad cree que merece la pena existir, es más difícil de someter», matiza Soldevila.

Abierta a otros ritmos

Musicalmente Nafarroa siempre ha sido dada y abierta a otros ritmos y músicas –mexicanadas con los Huajalotes, ritmos irlandeses con Bizardunak y ahora tienen a los Broken Brothers entre otros–. ¿Casualidad? »Sí y no», según Xabier Maeztu. «Una traslación tal cual es muy limitada. Te quedas como un fenómeno anecdótico. Como los mariachis cantando las rancheras de siempre. Pero una traducción de esa realidad tiene más sentido. Como los Huajalotes, que cogían una música y una estética y la usaban para hacer un canto a la insumisión o para hablarle a la gente que tienen al lado». Y para que lo veamos más claro nos muestra un ejemplo muy grafico: «Creo que es muy fácil identificar la second line con seguir a una txaranga en los sanfermines, e incluso con seguir a los gigantes y cabezudos desde muy tierna edad».

Muguruza, ideas desde la segunda linea del frente

«La primera línea, la línea del frente es un término de la escena del reggae y de la música rebelde». Así lo manifiesta el músico vasco Fermin Muguruza en el prólogo de este libro. En Nueva Orleans la primera línea es la que forman los músicos, salvo en los funerales jazz donde además de estos también van los familiares y amigos más cercanos de la persona que se despide. Y en la segunda linea esta toda la gente que baila durante el recorrido. El propio desfile se convierte en segunda linea. «Una comunidad en movimiento», como escribe el músico de Irun que en 2015 publicó “NOLA?”, un documental y disco sobre la situación en Nueva Orleans diez años después del Katrina. En el disco adapta a los sonidos neorleanos ocho canciones de su carrera e interpreta dos clásicos de la ciudad.

Como manifiesta Muguruza «este libro trata de colocarte dentro de la corriente emocional de una second line, con esos sonidos que se van añadiendo a los de la primera línea de músicos». P.G.

COMUNIDAD


«La música hace que la comunidad se siente orgullosa de sí misma, hace que genera un sentido. Y cuando una comunidad cree que merece la pena existir, es más difícil de someter».

RED


«Hay una red bastante extensa de gente que está injertando en lo local esquejes de músicas tropicales y negras con intenciones explícitamente o implícitamente políticas».