2017/06/19

Las consultas entran con fuerza en Nafarroa: casi 30% de participación

Cuantitativamente no eran muchos los llamados a decidir (algo más de 23.000), pero la nueva ola de consultas de ayer suponía un test para medir la adhesión a esta demanda en Nafarroa. Y fueron casi 7.800 quienes se acercaron a la urna en Bortziriak, Sakana o Mendialdea, superando el porcentaje de la anterior gran convocatoria de mayo.

R.S.|IRUÑEA
0619_eg_ged

Etxarri-Aranatz puso la primera piedra allá por 2014, pero fue ayer cuando el camino de consultas populares de Gure Esku Dago se empezó realmente a recorrer en Nafarroa. Se pusieron urnas en 24 localidades y, pese a una jornada totalmente veraniega que invitaba a buscar refresco en la costa, a la llamada acudió un 28,73% de las personas invitadas.

En términos cuantitativos no son muchos porque los municipios tienen escasa población (Altsasu, el mayor, cuenta con unos 7.500 habitantes), pero en porcentajes el resultado es remarcable si se tiene en cuenta que en la anterior oleada del 7 de mayo votó el 25,52%, tres puntos menos que ayer.

Sobresalió el 40% de participación en Leitza, que supuso que más de un millar de vecinos acudieron hasta la urna. Casi tantos como los que lo hicieron en la capital de Sakana, donde la cota fue ciertamente más modesta (17,3%).

El gran resultado de Leitza elevó al alza el porcentaje en el conjunto de la denominada Mendialdea, que rozó el 40%. En la poblacionalmente modesta Imotz-Basaburua superaron el 37%, en Bortziriak alcanzaron el 26% y en Sakana se quedaron en el 23%, dato que queda matizado por que no participó una de las principales localidades del valle, la citada Etxarri-Aranatz que ya decidió hace tres años.

«En Nafarroa también»

Gure Esku Dago abrió la jornada poniendo el foco en Bera, la continuó en Altsasu y la cerró en Leitza, de nuevo con buenas sensaciones pero sin echar las campanas al vuelo.

Lo importante, volvieron a remarcar sus portavoces, es ir haciendo el camino trenzando consensos y acumulando voluntades individuales. «Después de un largo proceso, hoy hemos tomado la palabra sobre nuestro futuro político. Y esa puerta la hemos abierto nosotros y nosotras, haciendo uso de los derechos que nos asisten, mediante un proceso exhaustivo y enriquecedor», afirmaron.

Tras una jornada repleta de actividades festivas y de un lento goteo ante las urnas (más de un millar de personas acudieron esta vez a última hora tras exprimir el caluroso domingo), el balance de GED destaca que «nos hemos empoderado. Nos hemos organizado de municipio en municipio, hemos acumulado las fuerzas a favor de la consulta, hemos escuchado a la ciudadanía y hemos recogido las adhesiones necesarias, plurales, hemos organizado talleres y seminarios para consensuar la pregunta... Hemos realizado un proceso participativo y conciliador para llegar al día de hoy, y, gracias a la labor de decenas de personas voluntarias, hemos hecho posible este día tan especial y significativo».

Las 142 localidades que ya habían votado anteriormente se sitúan sobre todo en Gipuzkoa y en Bizkaia. Esta oleada tenía a Nafarroa como única protagonista, así que el hecho merecía una valoración específica: «Hoy hemos demostrado que en Nafarroa también hay voluntad y compromiso para emprender el camino de la decisión –constataron desde GED–. Porque lo único imposible es aquello que no se intenta».

Mirando ya al futuro, la red por la materialización del derecho a decidir subraya que «vamos a seguir trabajando, tejiendo voluntades, logrando acuerdos y empoderando a la ciudadanía para que en Euskal Herria se pueda decidir, libre y democráticamente. Hoy estamos más cerca que ayer de ese objetivo. Hoy hemos emprendido un nuevo camino en Nafarroa, con la esperanza de que tenga continuidad».

Balance de curso

Ola a ola, pueblo a pueblo, voto a voto, lo cierto es que aquel camino incierto que comenzó en Etxarri-Aranatz y Arrankudiaga va desplegando su potencial. Con los 7.784 de ayer se superan los 150.000 votantes ya, que en términos de movilización social suponen una cifra relevante. Y antes de que concluya el año se habrá llegado a ejercer la decisión en un espacio geográfico que agrupa a más de un millón de ciudadanos vascos. Al fondo asoman las capitales, que suponen un reto mayúsculo, o municipios del peso de Getxo, donde ya han dado varios pasos. En Donostia hay hoy una convocatoria para seguir avanzando.

Este nuevo jalón pone buena nota de fin de curso al trabajo de GED, en el que junto a las consultas también destaca la presentación del Pacto Ciudadano por el derecho a decidir, hace una semana en Bilbo.

MÁS DE 150.000


Con los 7.784 votos de ayer, la cifra acumulada por estas consultas supera ya los 150.000 participantes. Se había quedado al borde en la convocatoria del pasado 7 de mayo (Debabarrena, Durangaldea, Urola Kosta...)