2017/07/18

UPN recurre al insulto para justificar su ataque a Barkos por las dietas
GARA|iruñea

La sentencia del Tribunal de Cuentas en la que se tumba la acusación de que Uxue Barkos cobró por reuniones a las que no asistió en el Ayuntamiento de Iruñea ha dejado muy tocado el discurso de UPN. Ayer, Geroa Bai afeó a los líderes del principal partido del régimen todas las acusaciones vertidas sin base sobre la lehendakari. No obstante, UPN respondió con insultos a estas críticas, rebajando el nivel del debate político a niveles que hacía tiempo que no se tocaban en Nafarroa.

«Es inaudito que, con la trayectoria de ejercicio de política basura que tiene a sus espaldas Geroa Bai, hable de maniobra de acoso y derribo contra la presidenta del Gobierno», manifestó Óscar Arizcuren. El número dos del partido, que difundió después todos los insultos a través de una nota remitida a los medios, acusó a los miembros de Geroa Bai de «fariseos» y de actuar «con inquina» contra Javier Esparza.

«Rastrero e indigno»

Por su parte, Koldo Martínez afirmó que el supuesto escándalo de las dietas de Barkos constituyó «una maniobra de acoso y derribo» ejecutada por Justitia et Veritas pero «jaleada» por UPN, cuya manera de ejercer la oposición ha considerado una «vergüenza que Navarra no merece».

«Crear una acusación falsa cuesta 5 minutos; demostrar la inocencia puede costar un calvario como al que han sometido a Uxue Barkos», lamentó Martínez, tras calificar las acusaciones de «rastreras e indignas».

El portavoz de Geroa Bai aseguró que, después de las afirmaciones lanzadas por los líderes de UPN, esta sentencia absolutoria de Barkos supone «un nuevo fracaso de Javier Esparza».