2017/11/13

Erreportajea
 
UN DISPOSITIVO PARA HACER INTELIGENTES OBJETOS Y PRENDAS

Cinco jóvenes emprendedores de Bizkaia han creado un sistema que permite identificar personas, animales o cosas gracias a un chip. Lo han incorporado tanto a trajes de baño como a neoprenos y prevén versiones inteligentes de otros productos para 2018.

Maitane ALDANONDO
1113_eko_emprender

Un traje de neopreno inteligente que permite identificar y localizar al usuario en caso de emergencia es el origen de Emerid System, un sistema que sirve para identificar personas, animales y objetos. Desarrollado por cinco jóvenes bizkaitarras, ya tienen en el mercado dos productos que lo incorporan, y ahora trabajan para llevarlo a nuevos sectores.

Iñigo Borde, Alejandro Ceberio, Javier Esteban, Jon Morentín e Ignacio Santos se conocieron en un evento sobre emprendimiento organizado por la asociación Bilbao Valley. Tienen perfiles diversos y varios de ellos ya habían probado suerte como emprendedores. «Tenemos la experiencia de las cosas que habíamos hecho bien y mal. Si no te atreves y fallas varias veces antes, no aprendes. La clave al emprender es fallar constantemente, para aprender lo más rápido posible», explica Ceberio.

La idea se le ocurrió a Borde cuando leyó la noticia de un surfista accidentado que llevaba en coma una semana y en el hospital no podían identificarle ni contactar con nadie. Pensó que la solución podía ser ponerle al neopreno un chip que sirviera para identificar al usuario. Con ese proyecto ganaron el concurso de ideas Wanted del Ayuntamiento de Getxo el pasado diciembre. Gracias al premio de 7.300 euros pudieron comenzar esta aventura y, sumándole recursos propios, han creado Emerid System.

No comercializan el sistema al usuario final, sino a empresas que lo incorporan a su producto. En colaboración con la empresa Seland Neopren de Urduliz (Bizkaia) han sacado una línea de trajes de neopreno inteligentes. Ceberio recuerda que «tras ganar, les enseñamos la idea. Desde el primer día les gustó y decidieron apostar por él. Nos han apoyado mucho desde el principio». Además de para los deportes náuticos, los neoprenos se utilizan en barrancos, por lo que consideran que también es interesante para escuelas y empresas de multiaventura.

Conscientes de que la idea era extrapolable a otros productos, optaron por los bañadores para niños. Debido a que los comerciantes del sector adquieren el género con casi un año de antelación, no encontraban empresas con las que colaborar para testar el mercado. Para poder seguir con sus planes, crearon la marca Gabago y confeccionaron ellos mismos los bañadores con la ayuda de una empresa de Basauri.

Un problema global

Iniciaron la comercialización de los bañadores en junio y la de los trajes de neopreno en setiembre. «La respuesta está siendo muy buena, y eso que hemos limitado el marketing a Euskadi, Cantabria y Asturias», apunta el citado responsable. No solo han despertado el interés de los compradores, sino también el de las empresas. De hecho, esta misma semana van a iniciar una ruta por varias ciudades del Estado para presentar su propuesta a empresas comercializadoras de collares de perro, maletas, uniformes o camisetas deportivas de running.

Prevén que las versiones inteligentes de estos productos lleguen al mercado el próximo año, y en ese plazo también quieren expandirse a otros países, porque, en palabras de Ceberio, «es un sistema de identificación y un problema global».

Lo novedoso de Emerid System respecto a otros existentes es que no se trata de un accesorio, sino que el dispositivo va incorporado en la propia prenda o en el objeto, por lo que no se puede quitar. Además, es resistente al agua, al frío y al calor. Su funcionamiento es muy sencillo y no requiere ninguna aplicación; solamente se necesita un dispositivo con tecnología NFC –la mayoría de los smartphones– y conexión a Internet. Se coloca el aparato sobre el logo y se lee el dispositivo, accediendo a la información que el usuario ha introducido previamente: datos personales, contacto, enfermedades, alergias... Ceberio explica que «cuando el cliente adquiere el neopreno –o un producto con Emerid System– se registra en la plataforma de Emerid e introduce sus datos de usuario, que se enlazan con el traje».

Entre sus funcionalidades, el sistema incorpora un botón para llamar directamente al 112 y ofrece las coordenadas del momento en el que se realiza la lectura del dispositivo. Esto facilita la asistencia urgente, ya que al conocer la posición exacta el desplazamiento de los servicios de emergencia es más rápido. Del mismo modo, el usuario puede enviar su localización a una persona de referencia o publicarla en las redes sociales. Otra de sus ventajas es que la persona que lo utiliza puede saber dónde se ha leído el chip con solo entrar en el perfil de usuario, lo que resultará muy útil en caso de pérdida del perro o la maleta.