2017/12/07

Emiratos Árabes Unidos devuelve a la escena política al hijo de Saleh
GARA|abu dabi

El jeque Mohammed ben Zayed, príncipe heredero y ministro de Defensa de Emiratos Árabes Unidos, y verdadero hombre fuerte del país, visitó ayer a Ali Abdallah Saleh, hijo del expresidente de Yemen muerto a mano de los rebeldes hutíes el pasado lunes.

Antiguo jefe de la Guardia Republicana yemení, Ahmed Ali Saleh fue nombrado embajador en Abu Dabi en 2012. Pero cuando, a finales de 2014, su padre se alió con los hutíes contra el presidente apoyado por Arabia Saudí, los Emiratos lo sometieron a arresto domiciliario y constante vigilancia.

Ahora la visita del jeque emiratí, para «presentar sus condolencias», resitúa al hijo del expresidente en el escenario político con el apoyo de los Emiratos, que hasta ahora ni siquiera habían mencionado su presencia en el país. Y lo hace en un momento en el que el partido de Saleh, el Congreso Popular General (CPG), se encuentra descabezado.

En el ataque en el que los hutíes mataron a Saleh –después de que este rompiera su coyuntural alianza– también murió uno de sus sobrinos, jefe de su guardia personal; otro resultó herido pero los hutíes «lo secuestraron», según la familia, que tampoco conocía el paradero de otros dos hijos de Saleh. En el ataque murió también el secretario general del CPG

A la vez, los hutíes han lanzado una campaña contra el CPG en la que han sido arrestados cientos de militares y funcionarios. También en varias provincias, los líderes tribales, entre los que Saleh contaba con apoyos, están siendo presionados para que presten fidelidad a los rebeldes.