2018/01/02

LUIS SABALZA
PRESIDENTE DE OSASUNA

Luis Sabalza ve con optimismo el futuro de Osasuna, teniendo como objetivo a corto plazo regresar a la máxima categoría del fútbol estatal y oteando en el horizonte lo que será el centenario de la entidad en 2020. De por medio, aún quedan por resolver algunos procesos judiciales, dar estabilidad al club, potenciar el papel de los socios y reformar El Sadar, entre otras cuestiones.

«Si los compromisarios piden el cese de Fran Canal, lo acataré»
Natxo MATXIN
0102_kir_sabalza01

El abogado de Zangotza ha revalidado su puesto en el sillón presidencial sin que hablasen las urnas, pero se considera legitimado por haber cumplido con los estatutos y por considerar que disponía de un amplio apoyo de los socios, manifestado en los avales recopilados.

Ha renovado por otros cuatro años como presidente, pero al igual que la vez anterior que se presentó, los socios no han podido expresarse.

Ya lo dije en su momento, me habría gustado que se hubiesen celebrado elecciones, pero también está claro que las normas son para cumplirlas y la junta electoral estimó que los otros precandidatos no lo hacían, poco más puedo decir. Por otro lado, conseguimos el mayor número de avales de los socios y, por lo que me llegaba de la calle, parece que era posible que hubiésemos obtenido la victoria.

Siguiendo con los paralelismos, en aquella precampaña también hubo un amago de recurrir a la justicia ordinaria y esta vez se ha materializado con la demanda de Juan Ramón Lafón. De momento, las medidas cautelares le han sido desestimadas...

Creo que la reciente resolución judicial es lo suficientemente contundente como para que lo lógico y natural es que no se siga por esta vía, pero cada uno es muy libre de defender sus intereses de la manera que considere más conveniente. Mentiría si no dijese que estoy contento por que se nos haya dado la razón, algo que debo reconocer que esperábamos.

Extrañó que la contestación del club a dicha demanda la capitanease el director general.

Aunque la actual junta directiva también coincide con los detalles de dicha contestación, entendíamos que la rueda de prensa debía ser una defensa a la actuación de la junta electoral, de ahí la presencia de los dos letrados que la asesoraron y la del director general.

Habrá muchos socios que extraerán la conclusión de que Fran Canal cada vez manda más en el club rojillo.

No creo que tenga nada que ver. Además, en las manifestaciones de los demandantes se aludía bastante al actual director general y fue él quien hizo las gestiones para demostrar que no estaban en lo cierto.

No es un secreto que la presencia de Fran Canal como empleado del club no agrada a mucha de la masa social rojilla. Si los compromisarios le instaran a cesarle de su cargo, ¿acataría la decisión y la pondría en práctica?

La asamblea de compromisarios es la dueña del club y, si me lo pidiesen, no me quedaría más remedio que acatar la decisión, como lo hemos hecho con otras anteriores. De todos modos, defendería ante ellos la labor que realiza Fran Canal, que es la persona adecuada para un cargo muy necesario hoy día. Ahora bien, no me temblará el puso para cesarle si realiza algo que no guste.

Hablando de salidas, ¿cómo encajó la inesperada marcha de Alfonso Ramírez? ¿Cree que es recuperable a futuro?

Aceptamos su decisión porque nos dio una serie de razones para no presentarse, aunque sí nos dejó claro que estaba con nosotros. En estos momentos, él no quería estar en primera fila, aunque dejó abierta la posibilidad a poder volver, algo a lo que nosotros estaríamos encantados porque en el tiempo en que ha estado en el club ha demostrado su gran valía.

Uno de los puntos fuertes de su programa era la reforma de El Sadar. ¿En qué momento se encuentra esta iniciativa?

Tenemos claro que no vamos a invertir dinero en un estadio que no sea nuestro y para ello se está trabajando en buscar una fórmula jurídico-administrativa con las diferentes instituciones, que contemple que dicha inyección económica pasa a tener categoría de propiedad. Inmediatamente después de estas fechas navideñas está previsto que se lleve a cabo una reunión entre las partes. El proyecto ya está diseñado y solo pendiente del visado del colegio de arquitectos, se puede acometer en diferentes fases y el club ya ha reservado una cantidad importante de dinero para esta cuestión.

¿Se trabaja en la idea conjunta de generar un gran área de ocio deportivo, ahora que se ha anunciado la apertura del Navarra Arena?

Las instituciones y el club entendemos que es algo interesante, aunque está por ver cómo puede responder el aficionado a experiencias que ya se han puesto en práctica en otros países. Ya dimos un primer paso con el patrocinio del Xota, aportando una cantidad que no ha sido excesiva y teniendo una gran aceptación por parte de muchos socios, lo que ha dado lugar a que Anaitasuna se le quede pequeño. Nosotros estamos abiertos a buscar soluciones que sean satisfactorias para todas las partes.

Se avecina un 2018 en el que el nombre de Osasuna volverá a estar presente en los juzgados.

Hay que dejar claro que al club no le puede pasar absolutamente nada en el denominado Caso Osasuna, porque la entidad no está imputada como tal, aunque sí algunos de sus anteriores dirigentes. Habrá que ver qué depara el proceso judicial, porque en un proceso similar como fue el presunto amaño del Levante-Zaragoza, la jueza archivó el caso y ahora ha sido recurrido.

El club sí que está imputado en lo referente a un delito fiscal.

Pero es un tema que también está solucionado, pues ya se ha llegado a un acuerdo con el ministerio fiscal por el que se pagará una multa, cuyo importe de aproximadamente un millón y medio de euros ya está reservado a tal efecto. Sí que seguimos discutiendo en torno a la sanción de 45 meses sin recibir subvención, lo que me parece un tiempo excesivo.

Lo que sí le ha tocado de manera más cercana es el presunto alzamiento de bienes en el denominado caso Vasiljevic.

Tengo la conciencia muy tranquila porque sé que no he cometido ningún delito. Lo único que hicimos fue prorrogar el contrato que en su momento suscribió Vasiljevic con el club. Además, ya se lo advertí a él, que debía solucionar los problemas que tenía con sus acreedores, que no era posible que cobrase del club por dos vías diferentes, cuando nos tocó pagarle lo referente a la cláusula de ascenso a Primera, instante en el que nuestro abogado nos comentó que había un problema al respecto.

En el plano puramente deportivo, el equipo comenzó el año como un tiro, encadenando doce jornadas consecutivas sin perder, pero en estas últimas semanas ha pasado por un serio bache. ¿La confianza sigue intacta en los actuales responsables técnicos?

Creo que ha sido un problema de falta de concentración, porque hemos perdido demasiados puntos en los últimos diez minutos. Con los ocho o nueve que hemos dejado de sumar, podíamos ir ahora mismo líderes.

Hay quienes piensan que se ha priorizado el ascenso por encima de la promoción de la cantera.

Discrepo totalmente con esa apreciación. Hay una apuesta clara por Tajonar. A principios de campaña se hizo ficha profesional a algunos canteranos y a otros les ofrecimos estar en la pretemporada con el primer equipo, aunque luego se acabaron marchando. Doy datos concretos, otra cosa es que a algunos de ellos el entrenador no los ponga, pero ahí poco puedo hacer. Malo sería que alguien jugase por decreto.

Hace dos años se tenían los mismos puntos, pero con una participación sensiblemente superior de futbolistas de Tajonar.

En aquel momento solo podíamos tener 18 fichas y, si se repasan las alineaciones de por aquel entonces, los canteranos normalmente solían ser reemplazos de los titulares.

 

«Si las elecciones se hubiesen celebrado en junio, como era la idea inicial, no nos habríamos presentado»

Luis Sabalza será el presidente del centenario de Osasuna, una efemérides que considera «hay que celebrar por todo lo alto». Le pide a 2018 «opciones de subir, estabilidad en el club y llevar a cabo la reforma del estadio».

Tras el hartazgo que expresó en la asamblea de marzo, acabó presentándose a la reelección. ¿Por qué?

Si las elecciones hubiesen sido en junio, como era la primera idea, no nos habríamos presentado, pero al cambiarlas al otoño, cayó la presión mediática y nos pareció más lógico concurrir. Lo que nunca pensamos fue en dimitir, no se podía volver a la situación de una gestora, con todos los problemas que tuvieron quienes la compusieron.

Va a ser el presidente del centenario, algo que, según ha manifestado, le hace mucha ilusión.

Si uno entra a formar parte de la junta directiva de Osasuna, es lógico que le gusten este tipo de efemérides, que considero son importantes y hay que celebrarlas por todo lo alto.

¿Qué le pide a 2018?

Que estemos entre los seis primeros para tener opciones de subir a Primera, disponer de estabilidad en el club, que los socios sientan que esta junta les escucha y que se materialicen los proyectos que se van a poner en marcha, sobre todo en lo que se refiere a la futura reforma de El Sadar.N.M.

Tenemos claro que no vamos a invertir dinero en un estadio que no sea nuestro, aunque hemos reservado una cantidad importante para esta cuestión.

La reciente resolución judicial (ante las medidas cautelares pedidas por Lafón) es lo suficientemente contundente como para no seguir por esa vía.