2018/01/12

Más de 80 clérigos acusados de abusos a menores en Chile

Sacerdotes, diáconos y una monja completan una lista de casi 80 religiosos acusados de abusar sexuales a menores en Chile desde 2000, según Bishop Accountability. A unos días de la llegada del papa Francisco al país, los activistas denuncian su inacción ante la pederastia.

GARA|santiago de chile

«Estamos presentando una base de datos de casi 80 clérigos en Chile, sacerdotes, diáconos y una monja que han sido acusados de abusar sexualmente de niños» desde el año 2000, denunció Ann Barrett-Doyle, codirectora de la ONG estadounidense Bishop Accountability, que desde 2003 publica archivos de pederastas dentro de la Iglesia católica. Con su difusión, la ONG se suma a los esfuerzos de activistas locales que las puertas de la llegada del papa Francisco a Chile –el lunes– alzan la voz para denunciar su falta de acción ante la pederastia en el seno de su iglesia y la actitud de los jerarcas católicos.

Confió en que sus acompañantes se lo transmitan y «le hagan tomar conciencia de que los obispos y líderes religiosos de Chile socavan su promesa de cero tolerancia hacia los abusadores», lanzada al llegar al Vaticano en 2013. «El papa Francisco dice que llora por las víctimas, queremos es que transforme esas lágrimas en acciones y efectivamente pueda cumplir con esa promesa», cuestionó.

Karadima y Barros

En la base de datos figuran casos como el del sacerdote Fernando Karadima, denunciado en 2010 por varias de sus víctimas y condenado al retiro por el Vaticano por abuso sexual de menores, pese a que la Justicia chilena consideró ese año que el caso había prescrito.

Barrett-Doyle denunció la permisividad de los obispos chilenos con los abusadores y la dureza con que tratan a las víctimas y reprochó al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, permitir que sacerdotes acusados sigan con su actividad. Por eso pidió la intervención del papa, además de la de las autoridades y la Justicia.

Uno de los casos más emblemáticos es el de Juan de la Cruz Barros, nombrado obispo de Osorno pese a ser acusado de abusos. El Vaticano desoyó las críticas y constantes protestas y lo mantuvo en su cargo al rechazar que hubiera «razones objetivas». El propio Francisco salió en su defensa y llamó «políticos zurdos» a sus detractores.

Durante su visita habrá protestas contra la pederastia en el seno de la Iglesia católica.