2018/01/13

Los sindicatos exigen a Uriarte que retire los insultos y los recortes

Acusar a los sindicatos de «secuestrar» a las familias de las alumnas y los alumnos de la educación pública para lograr mejoras laborales, como ha hecho la consejera Cristina Uriarte, es un insulto y una irresponsabilidad, según señalaron ayer ELA, LAB y Steilas. Por ello, le exigieron que retire esas acusaciones al mismo tiempo que los recortes.

GARA|GASTEIZ
0113_eko_manifa

Apenas unas horas después de que, este jueves, la mayoría sindical conformada por ELA, LAB y Steilas anunciara su intención de realizar nuevos paros y movilizaciones en el sector de la enseñanza pública no universitaria de la CAV, Cristina Uriarte compareció ante los medios para valorar esa iniciativa.

La consejera de Educación en el Gabinete de Iñigo Urkullu no se limitó a contestar a los sindicatos en torno a los asuntos que están debatiendo ambas partes en las mesas de negociación sectoriales, sino que también les acusó de «tomar como rehenes a las miles de familias que confían en la enseñanza pública, con el objetivo de reivindicar mejoras laborales». Las centrales respondieron ayer calificando las acusaciones de Uriarte de «graves, irresponsables e insultantes para sindicatos, plantillas, familias y alumnado». Además, creen que el objetivo de esas declaraciones es «eludir los verdaderos problemas, debates y reivindicaciones».

En este contexto, ELA, LAB y Steilas reiteraron el análisis de situación que les ha llevado a plantear nuevas movilizaciones y huelgas en vísperas de las reuniones previstas con el Departamento de Educación. «La inversión pública en educación ha pasado en el periodo 2009-2018 del 4,3% al 3,5% del PIB, esto eso, ha perdido proporcionalmente 596 millones de euros. En cifras absolutas, el presupuesto de 2018 es inferior al de 2009 en 107 millones. Se han matriculado 30.000 alumnos y alumnas más, y las plantillas apenas han aumentado. El ratio de alumnas y alumnos por aulas ha subido un 9,1% (casi 2 alumnos/as por aula)....», enumeraron.

Ante esta situación, que afecta a cerca de 30.000 trabajadoras y trabajadores –personal docente, cocinas, limpieza y educación especial–, «quienes han impuesto en los últimos diez años semejantes recortes afirman que los sindicatos y las personas que trabajamos en el sector tenemos secuestradas a las familias y atacamos a la educación pública», comentaron con tono de alarma. Recordaron que, por su parte, han recibido el respaldo de «las miles de personas» que se han movilizado y han participado en los paros realizados en los últimos meses, como ocurrió el pasado 12 de diciembre, cuando convocaron la última jornada de huelga general, a la que se sumaron también CCOO y UGT.

Rectificación

Desde el ámbito político, EH Bildu reclamó a Uriarte que rectifique públicamente sus «graves e inaceptables» declaraciones contra los sindicatos. «La consejera de Educación y el Gobierno Vasco se están convirtiendo en los perfectos catalizadores de la crisis en el ámbito de la educación pública vasca, cuando deberían trabajar para solucionar un problema que paga toda la sociedad vasca», indicó la parlamentaria Rebeka Ubera.

Abiertos a la negociación si sobre la mesa hay propuestas serias

Pese al malestar suscitado por las acusaciones de la consejera, ELA, LAB y Steilas manifestaron ayer una vez más su disposición para negociar sobre propuestas «serias».

Como muestra de esa voluntad, destacaron que no han convocado ninguna huelga mientras las mesas de negociación están abiertas y que han evitado expresamente convocarlas durante el periodo de prematriculación, así como que tengan el menor impacto en los exámenes. GARA

RESPONSABILIDAD


ELA, LAB y Steilas afirman que están defendiendo a los trabajadores y a la educación pública frente a las medidas implantadas en los últimos años «bajo la responsabilidad y con la colaboración de PNV, PSE y PP».