2018/01/14

Satisfacción general tras filtrarse que París acercará presos en breve plazo

Al amanecer del día de la manifestación más concurrida del año llegó la noticia más esperada por sus asistentes, a la espera de materialización. Un portavoz del Ministerio de Justicia francés anunciaba «acercamientos en las próximas semanas, caso por caso». Artesanos de la paz y el Gobierno de Lakua lo daban por seguro casi inmediatamente.

R.S.|BILBO
0114_eg_paris

Se llama Youssef Badr, es portavoz del Ministerio de Justicia y ayer enunciaba una de las noticias más esperadas por la mayoría ciudadana vasca, a la espera de confirmación en forma de hechos. «Están contemplados acercamientos en las próximas semanas, siempre caso por caso», afirmó ayer Badr a diarios del grupo Vocento.

La filtración invitaba a la prudencia pero fue tomando fuerza a lo largo de la mañana, primero con la confirmación del artesano Txetx Etcheverry de que ya lo sabía, posteriormente por boca de Sare, más tarde en un breve comunicado del Gobierno de Lakua que afirma también tener conocimiento de ello...

No hay plazos de momento (más allá del genérico «en unas semanas») y tampoco nombres, pero sí se concretan dos cárceles de destino. Una es Mont de Marsan, en Las Landas, la más cercana a Euskal Herria (a 155 kilómetros de Donostia por carretera) y la que había sido marcada por EPPK como horizonte en el Estado francés igual que Zaballa en el español. A ella básicamente eran llevados en la actualidad algunos pocos presos que estaban al final de sus condenas. El único encerrado hoy ahí es el navarro José Javier Osés.

La otra es Lannemezan, a 229 kilómetros de Donostia, al este de Zuberoa, algo más allá de Tarbes. Acoge hoy día a seis presos vascos, según el último listado de Etxerat elaborado a finales de diciembre: Didier Agerre, Oihan Barandalla, Iñaki Esparza, Ibon Fernández Iradi, Frederic Haranburu y Joseba Segurola.

Sobre cómo se realizarán estos acercamientos fue casi más preciso el Gobierno de Lakua en su nota que el portavoz francés en las declaraciones. Asegura que «este proceso será progresivo, gradual y abordado caso por caso, de manera individualizada». Se canalizará como respuesta positiva a las peticiones formuladas por los propios presos y presas, que llevan tiempo reclamándolo de este modo individual y con una explicación de sus circunstancias personales y familiares, tanto en el Estado francés como en el español.

Lakua deja claro que «estamos ante una buena noticia», «aplaude la decisión del Gobierno francés» y asegura que el Ejecutivo de Urkullu «ha trabajado por estos cambios en los últimos meses».

Los artesanos lo esperaban

La decisión del Gobierno francés, paralela a la que ha anticipado también sobre acercamientos de presos corsos, es el fruto directo del espacio de trabajo conformado desde octubre por el Ministerio de Justicia francés y la delegación vasca. Si bien la reunión de finales de diciembre no trajo novedades, esta comunicación muestra los avances y hace más relevante la cita prevista este enero.

En esa unidad de acción vasca destaca el papel impulsor de los artesanos de la paz. Uno de ellos, el vasco Txetx Etcheverry, fue el primero en dar credibilidad total al anuncio del portavoz de Justicia. En declaraciones a Radio Euskadi, subrayó que ya sabían que París «no veía oposición al acercamiento de los presos vascos». «En semanas próximas se van a producir los primeros casos –indicó–, y poco a poco se va a poner fin al proceso de excepción». Desde París, el también artesano Michel Tuviana, presidente de honor de la Liga de los Derechos Humanos, añadió después a la agencia Efe que «estoy contento. Es un primer resultado de unas negociaciones que están en curso, de un proceso que espero que acabe bien. No ha sido un resultado inesperado», insistió.

También a primera hora, en la tertulia de Radio Euskadi el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova situó la decisión del Gobierno de Emmanuel Macron (presidente de la República) y Édouard Philippe (primer ministro) como «fruto de un trabajo muy intenso de interlocución» llevado a cabo por la sociedad civil y los representantes políticos de Ipar Euskal Herria. Hasta ahora, su resultado más visible había sido la retirada del régimen especial DPS a algunos presos vascos, que abre la puerta a otras medidas.

Otegi: «Perseverar»

Los líderes políticos y sindicales participantes en la marcha de Bilbo expresaron su satisfacción y sus expectativas tras el anuncio. Así, el coordinador general de EH Bildu, Arnaldo Otegi, saludó la «buena noticia» y extrajo dos conclusiones añadidas. Por un lado, que «los vascos del sur deberíamos aprender algunas lecciones de los del norte, donde todas las fuerzas políticas han sido capaces de ponerse de acuerdo para abrir una vía de interlocución con el Gobierno francés». Y por otro, que «hay que seguir perseverando, como ha hecho la izquierda independentista. Le queremos decir a nuestra gente que el trabajo y la perseverancia dan frutos».

El secretario general de ELA, Txiki Muñoz, quiso destacar la gran aportación del «lehendakari de Iparralde», en alusión a Jean René Etchegaray, presidente de la Mancomunidad Vasca, y saludó como «muy positivo que la agenda penitenciaria francesa se vaya a mover sin esperar a lo que haga el Estado español».

Para Garbiñe Aranburu, secretaria general de LAB, «este es el camino a seguir para mover al Gobierno de Madrid; hay que tejer confianzas en Euskal Herria». Vaticinó que «este año tiene que ser el decisivo» y que «se tienen que dar nuevos pasos» con el objetivo final de que «todos vuelvan a casa».

En Radio Euskadi festejaron igualmente la noticia portavoces de PNV y Podemos. El jelkide Joseba Egibar deseó que este paso de París «provoque otros en España», donde la posición del PP «es muy rígida» y aboca a los presos vascos a «una vía más que difícil o tortuosa». En este punto, Egibar aludió expresamente a la ley 7/2003 o de «cumplimiento íntegro de penas», que cada vez más es subrayada generalizadamente como un enorme escollo.

Por parte de Podemos, Tinixara Guanche reconoció una «buena sensación» por este anuncio aunque lamentó que «la pena es no ver los mismos pasos en el Gobierno español».

Los familiares, prudentes y expectantes

Ante la posibilidad de traslado a prisiones cercanas a Euskal Herria de presos vascos encarcelados en el Estado francés, Urtzi Errazkin portavoz de Etxerat y hermano de Ugaitz Errazkin, preso en Châteauroux, se muestra prudente y expectante. «Es positivo que desde el mismo Gobierno se confirme que están dispuestos a dar esos pasos. Lo que pasa es que nosotros, desgraciadamente, estamos demasiado acostumbrados a escuchar muchas palabras y que luego estas no se materialicen. Por lo tanto, también lo tomamos con un poco de respeto y distancia», señaló en declaraciones a GARA. Afirma que «sin lugar a duda es un paso muy importante y si realmente el Estado francés empieza a dar pasos para poder llegar a esa paz justa y duradera que tanto merecemos y está dispuesto a responder ante todas las consecuencias que ha tenido este conflicto será una muy buena noticia porque esto también dejará en evidencia que el Estado español se queda solo, añadiéndole otra presión». Para el portavoz de Etxerat conviene destacar el camino recorrido en Ipar Euskal Herria por la importancia que ha tenido la implicación de la sociedad civil. «Muchos preguntaban, ¿para qué tanta movilización si luego los estados no nos hacen caso? Iparralde nos ha demostrado que si la sociedad cree realmente en algo y lucha por ello se pueden conseguir cosas y mover esos bloques en apariencia inamovibles», expresó.I.O.

AVT pide por carta a Macron que dé marcha atrás

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) ha remitido una carta al presidente francés, Emmanuel Macron, para que interrumpa los contactos entre su Gobierno y los interlocutores de los presos vascos. La asociación, que arremete contra los artesanos de la paz, insiste en que las medidas aplicadas contra los presos vascos «no son excepcionales sino específicas para hacer frente a una criminalidad excepcional» y las califica de «instrumentos legales necesarios para derrotar a los terroristas».GARA

CASO A CASO


«Caso a caso» fue la expresión utilizada tanto por el Gobierno francés como por el de Lakua, sin aclarar ni uno ni otro si eso supone que se plantea finalmente acercar a todos los miembros de EPPK o únicamente a algunos de ellos.

EL PSE LO VE BIEN


José Antonio Pastor, portavoz parlamentario del PSE en Gasteiz, consideró que la noticia traslada una «medida positiva» y añadió que en el Estado español «se pueden empezar a dar pasos en el mismo sentido, sin vulnerar el Estado de Derecho».