2018/02/10

Guardas forestales y oposición piden a la Diputación que restaure Base Gorria

El Gobierno foral valora de forma positiva el nuevo servicio de coordinación de emergencias en zonas rurales de Bizkaia, sustentado en la externalización. Guardas forestales y oposición piden que se restaure Base Gorria tras las deficiencias detectadas en dos meses escasos.

Agustín GOIKOETXEA|BILBO
0210_eko_base

La diputada de Sostenibilidad y Medio Natural, Elena Unzueta, defendió ayer en comisión en las Juntas Generales de Bizkaia que el desmantelamiento de Base Gorria, el centro de coordinación de comunicaciones de los agentes forestales que funcionó durante 30 años, ha mejorado la eficiencia del servicio de emergencias en las zonas rurales. Tras escucharla, representantes de los guardas acusaron a la responsable foral de «tergiversar la información». «Las declaraciones de la diputada –denunciaron– no se corresponden con la realidad».

Agentes forestales se movilizaron con bomberos frente a la sede de la Cámara, en Bilbo, para exigir que se restaure Base Gorria con profesionales competentes en vez de optar por dos empresas subcontratadas, cuyos trabajadores no tienen la preparación para atender avisos relacionados con actuaciones sobre la fauna silvestre, retirada de cadáveres de animales, vertidos a ríos o incendios, por citar algunas de las tareas que realizó el servicio que dejó de funcionar el 3 de diciembre.

«La ansia privatizadora del PNV no conoce límites. Se han cargado un servicio ejemplar como Base Gorria», lamentó David Lopategi, juntero de EH Bildu, quien calificó la decisión del Gobierno de Unai Rementeria de «despropósito». Desde Podemos, Josean Elgezabal incidió en los perjuicios que causa a baserritarras y medio natural la externalización del servicio.

«A la Diputación le ha salido más barato subcontratar las telecomunicaciones, que aumentar la plantilla de Base Gorria», constataron desde el PP. PNV y PSE dan su voto de confianza a los cambios, esperando a que pase más tiempo para efectuar una valoración exhaustiva.

Los guardabosques piden un nuevo centro de emergencias conjunto con los bomberos, así como que se convoque una oposición de agentes forestales, capataces, operarios y operadores de comunicación que se vayan a integrar en esa base de gestión pública. Califican de «inexplicable, temerario y peligroso» la decisión adoptada en Bizkaia.

QUEJAS


Los guardabosques se quejan de que no hay un agente específico para Urdaibai o los fines de semana, o que un agente dedicado a caza y pesca llega a cubrir hasta 15.000 hectáreas.