2018/02/14

A falta de fútbol, competitividad

El equipo rojiblanco afronta el partido de mañana sin tener claro cómo jugar, pero convencido de que puede superar la eliminatoria.

Iñaki TELLERIA
0214_kir_p026f01

Nadie que haya seguido la última temporada del Athletic puede esperar mañana un partido brillante por parte de su equipo. El juego no es algo que aparezca de repente como un rayo o se encienda como una luz para alumbrar el camino. Sin embargo, la esperanza de los aficioanados rojiblancos, esa que se dice que es lo último que se pierde, está en que su equipo logre un resultado apañado en la nevera moscovita que le traiga vivo a San Mamés y que luego, en el partido de vuelta, una gesta o un milagro en la Catedral les meta en octavos.

Quienes a esta ilusión se agarran asumen que el Athletic no tiene patrón de juego y está ofreciendo una penosa imagen en la Liga –que le llevó también a tirar la Copa– pero tienen claro que si algo no hacen sus jugadores es bajar los brazos. Podrán haber perdido el norte en el campo pero seguirán peleando, aunque sea contra una pared.

Para este cometido, el partido de mañana en el campo Otkrytie Arena en la ida de dieciseisavos de final de la Europa League, Kuko Ziganda ha convocado a los porteros Kepa, Iago Herreríny Unai Simón, y a los jugadores de campo De Marcos, Lekue, Unai Núñez, Yeray, Etxeita, Saborit, Iturraspe, San José, Beñat, Mikel Rico, Susaeta, Williams, Córdoba, Raúl García, Aduriz y Sabin Merino.

Aketxe, Vesga y Sola

Los descartados de la lista por causas mayores son Iñigo Martínez, que no puede jugar esta competición por haberlo hecho ya con la Real, y los lesionados Muniain y Balenziaga. Luego están esos a los que el entrenador navarro no quiere ver ni en pintura que son Sola y Aketxe, además de Vesga, otro que empieza a ser habitual en el grupo de los que no cuentan.

En cuanto a los elegidos para afrontar el frío ruso –calculan los pronósticos que la temperatura a la hora del partido puede acercarse a los 10 grados bajo cero–, la expedición partió ayer a mediodía alargando así un día la estancia en Moscú para aclimatarse mejor a la rigurosa temperatura.

Entrenamiento en el campo

Para la jornada de hoy, el Athletic tiene previsto dar una vuelta por Moscú por la mañana y realizar el entrenamiento en el propio campo, escenario del partido, a las 18.30 horas.

Mañana, tras el encuentro (19:00, BeinSports), la expedición rojiblanca realizará de madrugada el viaje de regreso. El viernes por la tarde entrenarán en Lezama y el sábado por la tarde viajarán a Madrid, donde jugarán el domingo a las 16.15.

El Spartak también deja el calor del Mediterráneo

El Spartak regresó el lunes a Rusia procedente del Estado español, donde ha permanecido tres semanas para contarrestar el parón invernal de la Liga. Sin embargo, la plantilla que entrena Massimo Carrera no viajó directamente a Moscú e hizo una parada de dos días en el balneario de Sochi, en el mar Negro, para no pasar de golpe de las suaves temperaturas de Marbella al intenso frío de la capital rusa.

Durante estos dos días han entrenado en Sochi y hoy lo hará en su propio campo. La gran novedad de su convocatoria es el argelino Sofiane Hanni, principal fichaje del Spartak que ya se sumó a la concentración de Marbella. Hanni, procedente del Anderlecht donde era capitán, ha firmado contrato por tres temporadas y media. El Spartak también retuvo finalmente a su principal estrella, el holandés Quincy Promes, que era pretendido, entre otros, por el Southampton.GARA

DOS CONOCIDOS


Los jugadores del Spartak Fernando y Luiz Adriano fueron titulares en los dos partidos del Shakhtar ante el Athletic en la fase de grupos de la UEFA Champions League 2014/15. Empataron a cero en Bilbo y el Athletic se impuso 0-1 en Lviv.