2018/02/14

Koldo CAMPOS
Escritor
Saben lo que dicen

Javier Marías Franco, miembro de la Academia Española de la Lengua, publicó en estos días en el periódico “El País” un artículo en el que, entre otros repulsivos dislates, afirmaba que no se puede hablar de violencia si alguien acude a una cita de trabajo y el contratante, no conforme con pagarte un salario de mierda y unas condiciones laborales del mismo color, también pretende ejercer el derecho de pernada. Hacía alusión el académico a las iniciativas que han adoptado algunas actrices denunciando la habitual práctica de muchos productores de cine de exigir a cambio del contrato «favores sexuales». Insiste el académico en que a nadie se está violentando con semejantes propuestas porque se trata de una «transacción» a la que las candidatas al puesto de trabajo pueden negarse y que, en todo caso, se trata de «una forma de prostitución menor y pasajera».

Otro que tal baila, también en la Academia, Arturo Pérez-Reverte, respaldaba a su colega afirmando que: «Hay que ser valiente para escribir esto. Y Javier Marías lo es».

Los dos hablan por experiencia. Nadie como ellos conoce y paga el precio de esas «transacciones» para sentar sus nalgas en los sillones de las academias, de las redacciones y de las editoras. Saben lo que dicen.

(Euskal presoak Euskal Herrira)