2018/02/16

El preso de Orereta Zigor Garro se despide de su madre en la iglesia de Zokoa
Haritz LARRAÑAGA|ZOKOA
0216_ek_grarro

Por primera vez un preso vasco que se encuentra cumpliendo pena en el Estado francés fue trasladado ayer a Euskal Herria. Zigor Garro, prisionero de Orereta desde el año 2006 y que actualmente se encuentra en la prisión de Saint Maur (a 680 km), se pudo despedir de su madre en la iglesia de Zokoa junto a sus seres queridos.

El conocido párroco Mikel Epalza ofició la misa en recuerdo de Paki Perez, vecina de Orereta fallecida el pasado 19 de enero y que residió en Lapurdi durante muchos años. Al funeral acudieron, entre otros, representantes de la izquierda abertzale y reconocidas personalidades del mundo del arte y de la cultura.

Durante la ceremonia el preso vasco tomó la palabra para leer la carta que envió a su madre cuando aún se encontraba en el hospital, pero que «llegó tarde». Al final del acto solemne, el músico Eñaut Elorrieta interpretó dos canciones, y a la salida de la iglesia tres dantzaris bailaron el aurresku al preso vasco y su familia, que portaba consigo la urna cineraria de Paki Perez.