2018/03/09

El Parlamento cuestiona la neutralidad de los servicios informativos de EiTB

El Parlamento de Gasteiz cuestionó ayer la neutralidad de los informativos de EiTB. EH Bildu, EP y PP lo hicieron abiertamente. El PSE dijo que no le gusta cómo funcionan. Solo el PNV está satisfecho.

Iñaki IRIONDO|GASTEIZ
0309_eg_urruzuno

La falta de mujeres en los escaños de EH Bildu y Elkarrekin Podemos impidió que ayer se aprobara en el Parlamento de Gasteiz alguna de las dos proposiciones no de ley en las que se denunciaba el «trato favorable al Gobierno y al partido que lo soporta» en los informativos de EiTB, «el incumplimiento» de su «función de servicio público» en lo que se refiere «a la objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones de sus servicios informativos», y que pidiera medidas para «garantizar la neutralidad» de dichos informativos.

Las propuestas de EH Bildu y EP contaron con el apoyo del PP. En condiciones normales, entre los tres grupos suman 38 escaños, uno más que la coalición de gobierno PNV-PSE.

Sin embargo, como con motivo de la huelga del 8 de Marzo en la sesión faltaron las parlamentarias de EH Bildu, EP y PSE, las propuesta que resultó aprobada fue la de PNV y PSE, que tampoco debe tener muy clara la cuestión cuando en su texto insta a la dirección de EiTB a que «propicie la designación de sus responsables desde criterios de profesionalidad que garanticen la independencia y la pluralidad».

Es más, el portavoz del PSE, José Antonio Pastor, dejó claro en su intervención que «a nosotros no nos gustaba en la anterior legislatura, ni en la anterior, cómo funcionaba la EiTB, y nos sigue sin gustar cómo funciona ahora».

«Nodo del Gobierno»

La propuesta para garantizar la neutralidad de los informativos de EiTB la llevó al pleno el parlamentario de EH Bildu Unai Urruzuno, que criticó que el ente público vasco haya caído también en «el remolino de la censura» –en referencia a la prohibición de la «cuña» del libro “El desarme. La vía vasca”– al tiempo que denunciaba la manipulación en los informativos, poniendo como ejemplo el caso de unas declaraciones de Arnaldo Otegi que la presentadora luego apostilló, en un caso que la propia directora, Maite Iturbe, reconoció en el Consejo de Administración como «un error» en la forma de actuar de la periodista.

Lander Martínez, de Elkarrekin Podemos habló del trato de favor que se da al Gobierno y a su partido. Nerea Llanos, del PP, puso como ejemplo que en EiTB se dé menos tiempo a hablar del «caso De Miguel», que afecta al PNV, que a los casos de corrupción del PP en Valencia o Madrid, más lejanos a la audiencia de la radiotelevisión pública vasca.

El parlamentario del PNV, Juan Carlos Ramírez Escudero, quiso remarcar la pluralidad de EiTB con datos estadísticos sobre el tiempo que se dedica a cada partido en relación a su cuota electoral, asegurando que los jeltzales salen desfavorecidos. Cuando le hicieron ver que en su contabilidad no estaban incluidos los tiempos dedicados al Gobierno, respondió que es el Ejecutivo el que hace cosas. La parlamentaria Nerea Llanos le agradeció la sinceridad de reconocer que los informativos eran, prácticamente, «un nodo del Gobierno».